El reviro tuvo su gran noche: Una tradición que se mantiene viva desde los más pequeños

La noche de Iguazú y por 27 años consecutivos los vecinos se reunieron en la plaza del barrio Obrero para demostrar su arte culinario en la elaboración del tradicional reviro. Harina, aceite, sal y agua los únicos ingredientes que hacen que cada uno le pongo su pasión al Patrimonio Cultural Inmaterial de nuestra comunidad.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Sin dudas no hay edad para esta tradición que tiene su encanto. 31 participantes desde los 6 años como Aron Diolen el nuevo campeón que en su pequeña ollita negra rodeado de su familia, no le importó el humo ni el calor del fuego, el reviro tenia que salir, ese que le enseñó su abuelo. Muy cerquita el ex campeón Tobias Aranda de 9 años, se llevó el segundo  lugar.

Tranquila, de apoco comenzó a encender el fuego, pausada contaba a LaVozDeCataratas Delia Vera de 75 años que hace años que participaba y fue campeona en otra oportunidades, esta vez el segundo lugar sigue siendo un logro. Allí sentada en un banquito, con manos trabajadora logró un  sabor increíble.

La noche tuvo su encanto, reunión de amigos, familias y vecinos que se encontraron después de mucho tiempo a celebrar el reencuentro, mientras el «mate cocido quemado» circulaba entre todos, mientras en el escenario Pablito Kovalki cantaba temas de la Nueva Luna, y el grupo Santa María hacía vibrar un chamamé, los más jóvenes cantaban con 1mas, y el jurado ya declaraba los ganadores.

Ganadores: 

Adultos mayores:

Primer lugar: Ubalda Raviolo de 51 años

Segundo lugar: Delia Vera de 75 años

Niños:

Primer lugar: Aron Dionel de 6 años

Segundo lugar: Tobias Aranda de 9 años

Adolescentes:

Primer lugar: Joaquín Galeano de 12 años

Segundo lugar: Bruno Rabanal de 16 años

Adultos:

Primer lugar: Javier Bareiro de 42 años

Segundo lugar: Hernán Suárez de 28 años

 

El reviro nació a fines del siglo XIX, en la provincia de Misiones y fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de nuestra comunidad según Ordenanza 11/21. 

Surgió por necesidad en la época de los mensúes, quienes eran los trabajadores del campo que recibían su paga «mensualmente» de allí el nombre. Como la paga era muy poca y la comida escaseaba, los únicos ingredientes que tenían a mano eran la harina y la grasa.

 

 

SEGUINOS

Iplyc
error: Contenido protegido!