Violencia de género: En Iguazú se entrega el botón de pánico y el agresor queda registrado en una base de datos

La gente se acerca espontáneamente a plantear una situación y “realizamos el acompañamiento además del biopsicosocial, en caso de ser de bajo recursos económicos coordinamos con otras áreas siempre teniendo en cuenta lo que se puede hacer desde la perspectiva del derecho, darles las opciones, asesoramos sobre el botón del pánico, nos basamos en la ley Nacional de Protección, de Feminicidio, ley Micaela”, dijeron a LaVozDeCataratas

Iguazú (LaVozdeCataratas)  El Departamento de Coordinación de políticas y programas de atención a familias víctimas de violencia de género: un trabajo silencioso. El área de Violencia de género comenzó a funcionar en plena pandemia en junio del 2020 a cargo de Natalia Ceballos y fue creado por Resolución Nro.  359/2020 para atender casos de violencia de género, cada vez más en aumento.

El Departamento de Coordinación de políticas y programas de atención a familias víctimas de violencia de género trabaja, bajo la secretaría de Acción Social de la Municipalidad de Iguazú, no solamente con la mujer sino con todo el grupo familiar. Hace un poco más de cinco meses,  la Licenciada en Trabajo Social Mónica Benítez es  quien está al frente junto a la Psicóloga Patricia Shreiner.

“Tratamos que realice la denuncia, que se acerque a la oficina, ya que consideramos que de esa manera la persona realmente quiere salir de la situación en que se encuentra, se realiza un informe socioambiental y coordinamos con los distintos sectores que abordan la problemática” relata Mónica Benítez a LaVozDeCataratas

“Dentro de los trabajos que realizamos está el “programa acompañar” es un programa a nivel nacional de asistencia monetaria por seis meses, no solo para mujeres si no también para aquellas personas pertenecientes a la comunidad LGBTQ+ que sufrieron algún tipo de violencia además del Psicosocial que se puede brindar desde el departamento. De reciente implementación hace un año aproximadamente aún hay gente que se incorpora, por el cual no tenemos estadísticas o conclusiones.” Comentó la psicóloga.

Desde  el departamento se les asesora para que la persona sea capaz de tomar medidas que mejoren su vida,  pero la decisión está en la persona de querer salir adelante, la ayuda económica en para dar un empujón e independencia económica, la mayoría son mujeres que  se entrevistan  cuando se acercan a fin de tomar sus datos,  ver su situación y recabar datos específicos sobre la problemática, estos quedan registrados en una base de datos a nivel nacional tanto la víctima como el agresor,  en caso de que llegara a ocurrir algún inconveniente se lo puede ubicar e identificar.

“Hay gente que viene espontáneamente a plantear una situación y realizamos el acompañamiento además del biopsicosocial, en caso de ser de bajo recursos económicos coordinamos con otras áreas siempre teniendo en cuenta lo que se puede hacer desde la perspectiva del derecho, darles las opciones, asesoramos sobre el botón del pánico, nos basamos en la ley Nacional de Protección, de Feminicidio, ley Micaela.

Se gestiona además desde el departamento, pensiones para los niños que fueron víctimas de delito de integridad sexual, esto se da a través de la Subsecretaria de Relaciones con la Comunidad, acompañamos solicitando el expediente de la causa, puede tener una demora, pero se logra tramitar exitosamente. Hay cerca de 10 casos que tienen que ver con ayuda económica hasta la mayoría de edad, cerca del 70% de un salario, todas las atenciones son desde la perspectiva de derecho entonces recibimos el caso, escuchamos, analizamos quizás necesite solo una contención psicológica”, continua Patricia Shereiner.

“Hay distintos tipos de violencia, la mayoría de violencia de pareja se produce cuando se da esa relación de poder que en su mayoría ejerce el hombre históricamente hacia la mujer, porque está como consentido por la sociedad, trabajamos fluidamente con el Juzgado de instrucción y el de familia, nos facilita ya que hay casos que se requiere urgencia y logramos trabajar en conjunto. Algo que hemos incorporado y resulta efectivo es una clase de Derivación, tomamos conocimiento de la situación, se explica el caso, se sugiere las acciones a realizar para que desde la institución ya sea policía u hospital tengan conocimiento del caso y se acelere los pasos a seguir, sucede por ejemplo en los casos con medida de restricción, y el agresor no acata y la policía, que tienen ciertos procedimientos para accionar, con esa derivación son atendidos con más premura”.

“Los casos se toman con mucho cuidado, son complejos, la mayoría de las personas que atiendo están amenazadas, personas en estado de mucha vulnerabilidad emocional, estado depresivo, con intentos de suicidios otros, nuestro trabajo no se divulga, pero me parece muy importante recalcar que brindamos una atención, contención, revisión como que entra en un sistema de protección, pero tenemos un límite, no atendemos 24 hs, no somos una urgencia como lo es salud pública.  A veces recibimos muchas denuncias que no están vinculadas con la problemática de género, quizás haya violencia de género, pero cuando se ahonda en el tema se descubre abuso de menores, entonces se acciona la Dirección de la Niñez y Adolescencia se realiza el proceso de derivación correspondiente, finalizó Patricia Shereiner.

Programa Acompañar: Se crea el Programa de apoyo y acompañamiento a personas en situación de riesgo por violencia por motivos de género (Programa Acompañar).

Este Programa busca promover la autonomía de las mujeres y personas LGBTI+ que estén en situación de riesgo por violencia de género con un apoyo económico y con el fortalecimiento de redes de acompañamiento para cubrir gastos esenciales de organización y desarrollo de un proyecto de vida autónomo y libre de violencias.

Pago del apoyo económico: El apoyo económico es para los gastos esenciales de organización y desarrollo de un proyecto de vida autónomo y libre de violencia por motivos de género.

El apoyo económico es una suma de dinero no reintegrable, de carácter personal, no renovable y no contributiva del valor de 1 salario mínimo vital y móvil. Se pagará durante 6 meses consecutivos. La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) tendrá a su cargo el pago del apoyo económico del Programa «ACOMPAÑAR».

El apoyo económico se puede cobrar si recibís:

  • asignación universal por hijo o hija;
  • asignación universal por embarazo para protección social;
  • asignación por hijo o hija con discapacidad;
  • monotributo social,
  • ingreso familiar de emergencia (IFE), y

También se puede cobrar el apoyo económico si tenes trabajo registrado bajo el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares.

 

 

error: Contenido protegido!