El Soberbio: evacuaron a cuatro familias y estiman que el río Uruguay superaría los 15 metros

"Nos preocupa porque el río está creciendo medio metro por hora, cuando en mayo la crecida era de 25 centímetros por hora", advirtió el viceintendente Ricardo Leiva.

A raíz del incremento del caudal del río Uruguay en sus altas cuencas, la represa hidroeléctrica brasileña de Chapecó debió abrir sus compuertas largando 20 mil metros cúbicos de agua por segundo desde la madrugada, provocando así una preocupante crecida en las costas argentinas que tienen en vilo distintas localidades misioneras. En ese marco, en El Soberbio ya evacuaron a cuatro familias y en Alba Posse están alertas.

El municipio de El Soberbio comenzó la evacuación de las familias ribereñas esta mañana, “por el momento evacuamos tres familias y hay una cuarta que se va a autoevacuar”, comentó el viceintendente local, Ricardo Leiva.

Nos preocupa porque el río está creciendo medio metro por hora, cuando en mayo la crecida era de 25 centímetros por hora. La crecida ahora es más rápida y el volumen que se está largando es también muchísimo más que en mayo“, indicó.

El municipio comenzó con la evacuación de cuatro familias por la crecida del rio Uruguay

En ese sentido, desde la localidad estiman que pasado el mediodía será el momento más crítico, y que la crecida terminará por superar a las inundaciones del pasado mes de mayo, donde el nivel del agua alcanzó los 13 metros y medio. “Supongo que por lo que viene creciendo y por la cantidad de agua que se está largando debería llegar entre los 15 y 16 metros“, adelantó.

Leiva señaló además que el barrio Unión es de momento el más afectado, aunque también están atentos a lo que ocurra en el barrio Chivilcoy, el cual tiene una entrada por un arroyo cercano.

Por otra parte, recordó que el cruce por la balsa quedó suspendido desde esta mañana, pero la preocupación es que algunos pobladores siguen pasando en canoas a pesar de la crecida del río. Durante toda la mañana se aprecia como las canoas impulsadas por motores fuera de borda cruzan el río llevando y trayendo personas que van a hacer compras o a trabajar del lado de Brasil.

Hablamos con Prefectura para tratar de que la gente no navegue. Tratar de evitar eso por el momento, porque no solo el río está crecido, sino que también vienen muchos palos y demás cosas arrastradas por la fuerza del agua y es peligroso“, cerró.

Fuente Primera edición

SEGUINOS

error: Contenido protegido!