Qué es el neuroma de Morton, la dolencia de la reina Letizia por usar tacos altos

La soberana de España, que ya fue diagnosticada con metatarsalgia crónica, ahora tiene una nueva afección que le causa gran dolor en la planta del pie y en la base de los dedos

La verdadera prueba de que una mujer es elegante está en sus pies”, escribió alguna vez Christian Dior, el influyente diseñador francés de la moda. Y para saber que cómo son los pies de la Reina Letizia de España, hay que remitirse hoy a su historia clínica.

Fiel exponente de los tacos altos, en parte por elegancia, pero fundamentalmente para no mostrar tanto la diferencia de estatura (Letizia mide 1,70 m) respecto a su esposo, el rey Felipe de España (1,97 m), la reina sufre una metatarsalgia crónica, que es afección que provoca dolor e inflamación en la bola del pie (metatarso).

Se desconoce la causa exacta por la que aparece un neuroma de Morton, pero probablemente sea el resultado de una compresión de los nervios plantares digitales
Se desconoce la causa exacta por la que aparece un neuroma de Morton, pero probablemente sea el resultado de una compresión de los nervios plantares digitales

Según publican los medios españoles, ahora, además, la reina padece neuroma de Morton, una enfermedad del pie que afecta a uno o varios de los nervios situados entre los dedos. Según explica la Mayo Clinic, se trata de un engrosamiento del tejido que rodea un nervio que conduce a los dedos del pie. El mismo puede ser ocasionado por la presión o por una lesión, por ejemplo, al correr o usar tacones. Puede sentirse como si se tuviera una piedra en el zapato o un pliegue en la media. Se puede sentir dolor agudo, sensación de ardor, o entumecimiento en la región metatarsiana o en los dedos de los pies.

Generalmente ocurre entre el tercer y el cuarto metatarsiano, aunque puede suceder entre otros dedos, que produce una afección común y muy dolorosa del pie. En el neuroma de Morton, el tejido fibroso se desarrolla alrededor del nervio, que se irrita y comprime. Esto provoca un fuerte dolor en la planta del pie y en la base de los dedos. Este dolor puede ser simplemente un hormigueo suave o una gran quemazón que impide hacer vida normal.

El tratamiento puede incluir soportes para el arco del pie, almohadillas para los pies, inyecciones de corticosteroides, ejercicios de fortalecimiento, zapatos anchos en la zona de los dedos o cirugía.

La Reina, al menos por el momento, no está a dispuesta prescindir de sus tacos altos (Photo by Carlos Alvarez H./Getty Images)La Reina, al menos por el momento, no está a dispuesta prescindir de sus tacos altos (Photo by Carlos Alvarez H./Getty Images)

Se desconoce la causa exacta por la que aparece un neuroma de Morton, pero las investigaciones actuales sugieren que probablemente sea el resultado de una compresión de los nervios plantares digitales comunes. La compresión del nervio puede desencadenar una inflamación y hacer que se forme un tejido anormal dentro y alrededor del nervio que produzca este dolor.

Por lo general, los síntomas aparecen y desaparecen, dependiendo del tipo de calzado que lleve y del tiempo que pase de pie. En este sentido, los zapatos con tacón pueden tener un impacto negativo en los pies y favorecer la aparición del neuroma de Morton. La reina Letizia, por ejemplo, es una gran amante de este tipo de calzado.

El neuroma de Morton no desaparece por sí solo. Se necesita tratamiento y, sobre todo, paciencia. Primero, los médicos recomiendan terapias conservadores como:

-Cambiar el tipo de calzado

-Utilizar almohadillas para los metatarsos o para la cresta de los dedos

-Utilizar plantillas para ayudar a corregir cualquier desequilibrio mecánico del pie

-Infiltraciones

Los expertos afirman que los zapatos con tacos altos traen muchos problemas en los pies (Photo by Carlos Alvarez H./Getty Images)Los expertos afirman que los zapatos con tacos altos traen muchos problemas en los pies (Photo by Carlos Alvarez H./Getty Images)

Si estos métodos no consiguen un alivio duradero del dolor es necesario pasar por quirófano. Se trata de la forma más fiable de tratar el neuroma de Morton y se estima que tiene una tasa de éxito del 80 al 95%.

Con una operación se logra extirpar la parte enferma del nervio o liberar el tejido que rodea al nervio. El tiempo de recuperación es relativamente corto y se podrá hacer vida normal rápidamente. Para hacer deporte u otras actividades más pesadas se necesitarán más de dos semanas. Y, si no hay complicaciones, el pie estará curado en un mes.

La Reina, al menos por el momento, no está a dispuesta prescindir de sus tacos altos. Ayer nomás, se la vio acompañar a su esposo a un prologado acto para celebrar el Día de la Hispanidad, vestida con tacones altos. Por el momento tampoco está entre los planes de Letizia pasar por quirófano puesto que la complejidad de la zona a intervenir no garantiza que el dolor vaya a remitir. El tratamiento, por lo tanto, se basa en analgésicos y antiinflamatorios cuando aparece el dolor y fisioterapia o incluso infiltraciones cuando el médico lo recomienda, según trascendió.

El neuroma de Morton se trata de un engrosamiento del tejido que rodea un nervio que conduce a los dedos del pie
El neuroma de Morton se trata de un engrosamiento del tejido que rodea un nervio que conduce a los dedos del pie

“Los zapatos de plataforma y los tacos cada vez traen más problemas. Son la causa directa de muchas caídas y lesiones; pueden producir esguinces fundamentalmente en el pie y el tobillo, además de modificar la forma natural de caminar”, explicó a Infobae el kinesiólogo Javier Crupnik (MN 6690). Según un estudio realizado en 2016 en Estados Unidos, se analizó las alteraciones a largo plazo en la forma de caminar de aquellas personas que frecuentemente utilizaban tacos altos –de más de cinco centímetros– y se descubrió que los tacos producen tal flexión en el pie que retratan la musculatura de la pierna y generan rigidez en el tendón de Aquiles.

Crupnik sostiene que las plataformas conducen a la pérdida de eficiencia muscular del pie y provocan un mayor gasto de energía. “Aquellas personas que las utilizan seguido experimentan malestar y fatiga muscular”, explicó. Además, la sobrecarga en el tendón de Aquiles altera el equilibro corporal.

El especialista sostiene que la elevación del talón induce un mayor esfuerzo de los músculos de las extremidades inferiores, en particular los músculos de la pantorrilla. También, la movilidad funcional empeora a partir de los siete centímetros de altura porque altera la estructura de los dedos y provoca la génesis de hallux valgus (juanete), los dedos en martillo, el síndrome de Haglund, la fractura por estrés metatarsiano y el neuroma de Morton (engrosamiento del nervio interdigital en el espacio que existe entre el tercer y cuarto dedo)

Fuente Infobae

error: Contenido protegido!