Día del diseñador gráfico: “Mas allá de las aplicaciones para diseñar, hay mucha gente que entiende el valor de nuestro trabajo”

Dijo Mauricio Altenhofer, Diseñador gráfico MP 159, quien formó su empresa cuando todavía estudiaba en Posadas. “Estudiar la historia del arte, practicar pintura, escultura, me ayudó mucho a abrir mi cabeza, me dio herramientas para expresarme a través de una imagen”

Iguazú (laVozDeCataratas) Mauricio “Mauri” para los amigos, es el más chico de 4 hermanos, el único que pudo empezar y terminar una carrera. “Mis hermanos dejaron sus estudios por trabajo”, contó a LaVozDecataratas

“La decisión de estudiar artes fue casi por casualidad, gracias a una vecina que empezó a estudiar profesorado en artes visuales, donde veían temas de diseño gráfico, nos pedía ayuda con el uso de la computadora y fue en esos momentos donde me di cuenta que me atraía”, dijo

Comenzó la carrera 2 años después de haber terminado la secundaria. “Cuando le conté a mis padres que quería estudiar artes visuales, me dijeron que no iban a poder solventar los gastos de la carrera, ya que se necesita utilizar materiales costosos. Y también un poquito porque no conocían sobre el rubro, tanto que mi mamá llegó a preguntarme «¿de qué vas a trabajar? ¿Tiene salida laboral?»

“En 2005 empecé a estudiar con la ayuda de mi familia. A medida que iba pasando el tiempo me enamoré del diseño gráfico. Estudiar la historia del arte, practicar pintura, escultura, me ayudó mucho a abrir mi cabeza, me dio herramientas para expresarme a través de una imagen, poder escuchar al cliente y plasmar su idea lo mejor posible; porque el diseño gráfico también es un arte visual que transmite emociones, sensaciones, aunque no nos demos cuenta”

MGA Diseños gráficos empezó en una habitación: su empresa nació en  en Posadas. En 2008 aún cursando la carrera, tuvo su primer trabajo remunerado, una tarjeta de 15 años. “Desde ese entonces fui adentrándome en el mercado laboral, primero desde mi casa, luego siendo parte de un proyecto donde tuve mi primer oficina con atención al público. Trabajé ahí hasta el 2016 que vine a vivir a Iguazú, un gran desafío para mí. Empecé de cero y tuvimos como primer cliente una peluquería que necesitaba folletos, y desde entonces nos fueron conociendo un poco por las redes sociales, otro poco por el boca en boca”

Pandemia: “La pandemia nos pegó bastante fuerte, primero porque no conseguíamos los materiales, de los cuales muchos son importados. Y segundo porque la gente, en ese estado de incertidumbre, prefería postergar la decisión de invertir en su imagen o la de su local/empresa. Tuvimos muy poco trabajo, nos solventamos con la ayuda de nuestras familias, con el ife y unos pocos clientes. Como trabajamos, también, con artículos personalizados pudimos adaptarnos vendiendo barbijos personalizados. A medida que se iba habilitando todo, empezaron nuevamente antiguos clientes y nuevos a invertir en su imagen. A quienes estamos sumamente agradecidos por confiar en nuestro trabajo, y recomendarnos”

El profesional y las aplicaciones para diseño: “Hoy por hoy, donde existen muchas aplicaciones, como canva, donde las personas pueden utilizarlas para diseñar me siento bien. Me alegra que existan esas aplicaciones, porque hay muchos emprendedores que recién empiezan y no tienen cómo invertir en un diseñador gráfico para la creación de su marca e imagen corporativa. Pero también hay muchos que entienden el valor de mostrar una imagen seria, responsable y sobre todo única, y hacen ese pequeño esfuerzo para contratar a un profesional.

Con esto no estoy diciendo de que usar una aplicación no les dará una imagen profesional, lo que intento decir es que, al tener diseños predeterminados, a la larga o corta, seguro encontrarás una imagen igual, y de baja calidad. A no ser que inviertas, es decir que pagues para tener los archivos originales y de buena calidad. Lo que nos lleva al punto de inicio, la importancia de invertir en nuestra imagen corporativa. Y qué mejor que dejarlo en manos de un profesional, que estudió el impacto visual que generan las formas, la incidencia y combinación de los colores y por sobre todo la composición. Y ya nos ha tocado varios clientes que diseñaron su logo en una aplicación y al tiempo recurrieron a mi trabajo porque su imagen no tenía el impacto que deseaban. O ver acá en nuestra ciudad, carteles donde se veía la marca de agua. No todo lo que está en internet es gratis”

Gracias a sus años de experiencia Mauricio ha hecho trabajos de creación de marca e imagen corporativa para Posadas, Iguazu, Andresito, San Pedro, Eldorado, Corrientes, y otros en Madrid, España, Foz de Iguazú, Brasil y actualmente está trabajando en una nueva imagen para una empresa en Playa del Carmen, México.

Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!