Las mujeres fingen los orgasmos porque temen ser consideradas “anormales”, según un estudio

Un cuestionario anónimo que completaron 360 mujeres heterosexuales y cisgénero reveló que las que tenían dificultades para llegar al clímax sexual eran mucho más propensas a fingirlo. Los motivos detrás de esta situación

A menudo se da por sentado que las mujeres fingen los orgasmos porque están cansadas o porque quieren acabar rápidamente con el mal sexo, pero un nuevo estudio sugiere que las razones pueden ser mucho más complejas. Según investigadores de la Universidad Eötvös Loránd de Hungría, muchas fingen el clímax sexual porque se sienten inseguras de ser consideradas “anormales o disfuncionales” si no alcanzan el “gran O”.

En un estudio, publicado en la revista Science Direct y realizado a 360 mujeres, los investigadores descubrieron que las que tenían dificultades para llegar al orgasmo eran mucho más propensas a montar un espectáculo para convencer a su pareja de que habían llegado al clímax.

Estudios anteriores sugieren que entre el 30% y el 75% de las mujeres han fingido un orgasmo a lo largo de su vida, y este índice puede estar aumentando entre las generaciones más jóvenes.

Aunque el 8 de agosto se conmemora el Día Internacional del Orgasmo Femenino, cualquier fecha es oportuna para despejar creencias erróneas y enfatizar el derecho soberano de la mujer a su placer sexual (Getty Images)Aunque el 8 de agosto se conmemora el Día Internacional del Orgasmo Femenino, cualquier fecha es oportuna para despejar creencias erróneas y enfatizar el derecho soberano de la mujer a su placer sexual (Getty Images)

En algunos casos, las mujeres fingen el orgasmo por factores externos o coyunturales, como la fatiga, el aburrimiento, la intoxicación o el deseo de terminar el sexo. En otros, los motivos son más internos, como evitar la vergüenza o el pudor, mantener la excitación de su pareja o evitar conflictos o conversaciones no deseadas.

La naturaleza de la relación de la mujer también puede afectar a la probabilidad de fingir un orgasmo. Por ejemplo, las relaciones ocasionales suelen estar más motivadas por el propio placer sexual y la autoestima de la mujer, por lo que es poco probable que finja un orgasmo por el bien de su pareja.

Por su parte, una mujer que mantiene una relación estable puede verse tentada a fingir un orgasmo para aumentar la autoestima de su pareja o estimular su interés, pero también puede sentir que fingir es contraproducente, si su objetivo es lograr una satisfacción sexual a largo plazo.

Todavía queda mucho trabajo por hacer para permitir una mejor comprensión de esta maravillosa y compleja experiencia, y por lo tanto entender de mejor manera disfunciones sexuales como la anorgasmia y favorecer su tratamiento (Getty Images)Todavía queda mucho trabajo por hacer para permitir una mejor comprensión de esta maravillosa y compleja experiencia, y por lo tanto entender de mejor manera disfunciones sexuales como la anorgasmia y favorecer su tratamiento (Getty Images)

Para el estudio, 360 mujeres heterosexuales y cisgénero de Hungría, con una edad media de 33 años, completaron un cuestionario anónimo en línea sobre su respuesta sexual y su funcionamiento orgásmico, así como su frecuencia y sus motivos para fingir el orgasmo. Todas las mujeres tenían una relación actual con una pareja sexual, dijeron que se habían masturbado al menos una vez en su vida y que habían fingido un orgasmo durante un acto sexual con su pareja al menos una vez.

Descubrieron que las mujeres que tenían dificultades para alcanzar el orgasmo durante las relaciones sexuales eran más propensas a sufrir inseguridad y, por tanto, a fingirlo. “Aunque la dificultad orgásmica en las mujeres está relacionada tanto con niveles más altos de inseguridad como con la preocupación por la autoestima de su pareja, fue el primer motivo -derivado de sus propios sentimientos de inseguridad- el que se asoció más fuertemente con su mayor probabilidad de fingir el orgasmo”, escribieron los investigadores.

La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales que impide el disfrute de un vínculo amoroso. Alrededor del 90% de los causas de la anorgasmia se deben a cuestiones psicológicas y no fisiológicas (Getty Images)La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales que impide el disfrute de un vínculo amoroso. Alrededor del 90% de los causas de la anorgasmia se deben a cuestiones psicológicas y no fisiológicas (Getty Images)

“En otras palabras -continuaron-, fingían el orgasmo porque estaban más preocupados por ser percibidos como anormales deficientes que por la sensación de satisfacción y/o estima de su pareja. Esta conclusión -demostrada empíricamente en este análisis- está respaldada por una serie de otros estudios que han argumentado que las mujeres pueden fingir el orgasmo como una forma de ocultar su dificultad orgásmica, así como de evitar los sentimientos asociados de vergüenza fracaso durante el sexo en pareja”.

Aunque este patrón de fingir el orgasmo para ocultar la dificultad orgásmica podría esperarse en las relaciones a corto plazo o en las primeras etapas, los investigadores se sorprendieron al descubrir que a menudo persiste en las relaciones en curso. “Habíamos asumido que las cuestiones relativas a la dificultad orgásmica de las mujeres se habrían convertido en parte de la comunicación sexual que suele surgir en las parejas a medida que la relación madura”, escribieron.

Gracias a las referencias culturales pop, tendemos a pensar que los orgasmos implican muchos gemidos. Cuanto más se gime, mejor es el orgasmo. Pero, al parecer, es sólo un mito, según un estudioGracias a las referencias culturales pop, tendemos a pensar que los orgasmos implican muchos gemidos. Cuanto más se gime, mejor es el orgasmo. Pero, al parecer, es sólo un mito, según un estudio

El estudio también descubrió que una menor satisfacción en la relación se asociaba directamente con una mayor frecuencia de fingimiento del orgasmo. Sin embargo, aunque una menor satisfacción en la relación estaba fuertemente vinculada a la falta de deseo sexual y a que las mujeres se sintieran distantes incómodas con su pareja, esto no conducía por sí mismo a una mayor frecuencia de fingimiento del orgasmo.

Los investigadores explicaron que “las mujeres que informaron de una menor satisfacción en la relación pueden haber estado tan poco involucradas en su relación sexual y/o en general que no sintieron la necesidad de fingir estar satisfechas sexualmente, ya sea por su propia autoestima o por preocupación por su pareja”. Lo más probable es que el contexto de la relación de la mujer influyera en su percepción de la presión para fingir el orgasmo.

Por ejemplo, las mujeres en relaciones comprometidas a largo plazo pueden ser más propensas a fingir orgasmos para proteger la autoestima de su pareja, evitar la decepción de la pareja, mantener el interés de la pareja y evitar el conflicto. Por el contrario, los investigadores descubrieron que, en algunas relaciones de larga duración, puede ocurrir lo contrario, es decir, que a medida que la relación se asienta, el deseo o la presión de complacer a la pareja disminuye.

Fuente Infobae

SEGUINOS

error: Contenido protegido!