La Plata: Acusan a una mujer de inventar que su bebé tenía leucemia para quedarse con la plata de una campaña solidaria

Nancy Analía Costa, empleada municipal, está acusada de defraudar a comedores de Villa Elisa que organizaron colectas y le dieron mercadería. Fue allanada por orden del fiscal Juan Mennucci

Nancy Analía Costa, 39 años, vecina de Villa Elisa, empleada de la Municipalidad de La Plata, tiene el hábito de cantar, invitada en bandas de rock n’ roll. Ahora, el fiscal Juan Mennucci espera escuchar una canción completamente distinta, con un turno reservado para su indagatoria. Esta semana, ordenó que Costa sea allanada por una acusación poco agradable. Según la denuncia en su contra, la empleada municipal inventó que su bebé de diez meses tenía leucemia. Así, convenció a dos comedores y un motoclub de motoqueros para que le den asistencia. Se organizaron colectas, encuentros, con un hashtag difundido en redes sociales, artículos en medios zonales.

Era todo mentira, según la investigación de la DDI de La Plata. Habría fraguado certificados que presentó para justificar su historia. Ahora, está imputada por estafa y falsificación de documento. El monto del daño queda por calcularse. Acreditado en la causa, por lo menos, se cuentan con 50 mil pesos y se esperan informes. Otras fuentes hablan de al menos un millón de pesos.

El abogado Juan Manuel Beluardo, particular damnificado en la causa, que representa a uno de los comedores, relató a Infobae el comienzo de la historia: “Llegó al comedor Nueva Esperanza en Villa Elisa, me vino a ver por su hija, diciendo que necesitaba un medicamento específico para su supuesto diagnóstico, un medicamento que vale 1,2 millones de pesos”.

El material incautado en la casa de Casco.El material incautado en la casa de Casco.

Sin embargo, sorpresivamente, Casco cambió su teléfono. Personas que conocían su historia visitaron su casa, para ver bolsas de materiales de construcción en la puerta, lo que les pareció sospechoso. También, además de dinero, se le había colaborado con mercadería.

“Al solicitarle que aporte los certificados médicos correspondientes no volvieron a tener contacto con la sindicada. De testimonios de varios damnificados se logra obtener que la misma habría falsificado la historia clínica”, aseguran fuentes policiales.

Casco fue allanada, pero no detenida, ya que tendría otros chicos a su cargo.

En julio de este año, la Justicia cerró una historia similar que se volvió viral en 2017. J., de cuatro años, padecía una rarísima enfermedad diagnosticada en una de cada 500 mil personas, una enfermedad congénita en la que los vasos sanguíneos o linfáticos no se forman adecuadamente. Produce manchas en la piel, hipertrofia de los tejidos que lleva a gigantismos o disminuciones de tamaño en el cuerpo. Su madre, Flavia Desiree W., con domicilio en Ramos Mejía, tal como Casco, lanzó colectas solidarias y pidió asistencia.

Cinco años después, la mujer fue imputada en una causa a cargo del fiscal porteño Hernán Biglino, su casa en Ramos Mejía fue allanada por la Policía de la Ciudad y el Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del MPF. La acusaron precisamente, de estafa, de usar la enfermedad de su hija como artimaña para meterse dinero de una fundación solidaria en el bolsillo.

Fuente Infobae

error: Contenido protegido!