Cómo medir la presión arterial de forma adecuada

El control habitual es sencillo de realizar, pero se deben tener en cuenta ciertos consejos prácticos para obtener resultados precisos

La hipertensión arterial es una enfermedad silenciosa porque generalmente no presenta síntomas hasta que el cuadro clínico avanza, por eso muchas de las personas hipertensas no saben de su condición y están en riesgo.

¿Cómo medir la presión arterial? Para empezar, utilice un equipo electrónico. Es fácil de usar y tiene un alto nivel de precisión. En segundo lugar, tome un papel y un lápiz, porque lo aconsejable es anotar el resultado.

Le recomiendo sentarse en un lugar cómodo, las piernas no deben estar cruzadas, y se coloca el brazalete en el brazo no en la muñeca. El dispositivo ajustable debe ubicarse en el medio del pliegue del codo. Es fundamental estar relajado, cómodo, no llegue corriendo porque si no la presión va a ser alta. haga reposo y relájese cinco o diez minutos.

Los dispositivos electrónicos son los mejores instrumentos para tomar la presión arterial por su alto nivel de precisión (Getty)Los dispositivos electrónicos son los mejores instrumentos para tomar la presión arterial por su alto nivel de precisión (Getty)

Una hora antes de tomarse la presión arterial, evite el café, el mate o el té, o cualquier otro alimento que tenga cafeína, porque va a impactar en la medición ya que pueden subir la presión. Lo mismo con el cigarrillo, si fuma, no lo haga una hora antes.

Una vez que está sentado y relajado, ahora sí, aprieta el botón, como dicen las instrucciones del equipo, y se toma la presión. Van a aparecer dos números, la máxima y la mínima. La máxima, si fuera 130 o 13, la anota. Y la mínima, si fuera 8 u 80, lo anota. Y va a encontrar que el dispositivo también indica la frecuencia cardíaca o pulso, supongamos 86 por minuto, lo anota.

La hipertensión arterial se define por la detección de promedios de la presión arterial sistólica (“máxima”) y/o diastólica (“mínima”) (Getty)La hipertensión arterial se define por la detección de promedios de la presión arterial sistólica (“máxima”) y/o diastólica (“mínima”) (Getty)

Se relaja, se queda tranquilo, lo vuelve a medir al día siguiente o a los dos días, y va haciendo una lista. Estoy explicándolo como si fuera la primera vez que usted se lo mide. En ese cuaderno registre día, hora, observaciones, qué es lo que estaba haciendo: “me la tomé en casa a media mañana”, “me la tomé a la tarde después de trabajar”, “me la tomaron en el trabajo”. Día, hora, observaciones, máxima, mínima y, si quiere, frecuencia cardíaca.

Después de tener varias mediciones, puede sacar un promedio, que debe estar siempre alrededor de 13 o 130 de máxima, y 80 u 85 de mínima, no más.

Si los registros son superiores a eso, con ese mismo papel, consulta a su médico. Sin ir corriendo, tiene tiempo. Pero si tiene un poquito más de 130 o 13, y un poquito más de 80 de mínima u 8 de mínima, es conveniente consultar.

La hipertensión es un trastorno médico grave que puede incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrales y renales, entre otras (Getty Images)La hipertensión es un trastorno médico grave que puede incrementar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cerebrales y renales, entre otras (Getty Images)

Según la Cuarta Encuesta Nacional de Factores de Riesgo elaborada, difundida en 2019 por el Ministerio de Salud de la Nación, el 34,6% de la población argentina presenta presión arterial elevada. Sin tratamiento, esta patología genera un deterioro en el organismo que con el tiempo puede desencadenar un ataque cerebrovascular (ACV) o un infarto, entre otras consecuencias.

Se estima que una de cada tres personas tiene hipertensión y no lo sabe. ¿Sabe por qué? Porque no se toman la presión. Sin embargo, todo esto puede prevenirse con incorporar este simple hábito, ya que controlarse la presión arterial es muy fácil.

* El doctor Daniel López Rosetti es médico (MN 62540) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Presidente de la Sección de Estrés de la World Federation for Mental Health (WFMH). Y es autor de libros como: “Emoción y sentimientos” (Ed. Planeta, 2017), “Equilibrio. Cómo pensamos, cómo sentimos, cómo decidimos. Manual del usuario.” (Ed. Planeta, 2019), entre otros.

Fuente Infobae

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!