Las clínicas en Estados con derecho al aborto en EEUU están desbordadas tras la anulación del fallo Roe vs Wade

Tras la decisión de la Corte Suprema de volver atrás el fallo, en lugares como Kansas las instituciones se encontraron sobrepasadas de gente con pacientes pacientes de la zona, pero también de Missouri, Arkansas, Oklahoma, Texas y Louisiana.

Planned Parenthood, la ONG creada en 1916 en estados Unidos, se dedica a ofrecer servicios de salud reproductiva, de educación sexual, de planificación familiar y de aborto en EEUU y en el mundo. Apenas cuatro días después de la decisión del máximo tribunal estadounidense sobre el caso Roe vs Wade, abrió una clínica en Kansas que había planificado durante cuatro años, orientada a que la clase trabajadora no tenga que viajar horas para obtener algún método anticonceptivo, un examen o un aborto.

Ahora, este tipo de clínicas en el estado están haciendo todo lo que pueden para alargar el horario de trabajo, contratar a empleados y trayendo de otros Estados. Aun así, solo pudieron atender del 10 al 15% de los pacientes que quieren realizarse un aborto.

“El ecosistema, no es frágil, está roto” dijo Emily Wales, presidente y CEO de Planned Parenthood en un área de EEUU. “Hay una percepción que si quieres que te cuiden, lo puedes encontrar en algún lado. Y no es verdad”

Haley Ruark, de Missouri, después de dos semanas en espera logro obtener un turno en su propio Estado. Obtener el turno tardó más que irse a otro Estado manejando. Ruark había entrado en estado de pánico después de un montón de contratiempos con los métodos anticonceptivos. Primero se le rompió el condón, y después de usar la pastilla del dia después, la prueba de embarazo dio positivo. Su estado, Missouri, prohíbe el aborto en todos los casos excepto de emergencias médicas.

“Fue idiota que se estableciera una ley que nos impide hacer lo que cada uno cree que es necesario para el cuerpo y ni siquiera para su cuerpo, sino también para su salud mental”, dijo Ruark. Ella ya equilibra los turnos de trabajo de 12 horas como técnica de atención al paciente en un hospital con el cuidado de sus hijos de 2 y 6 años.

“Con los dos niños, hacemos que se cumpla lo que se tiene qué cumplir”, dijo. “Traer un bebé a esto, simplemente no creo que sea una buena idea en este momento”.

FOTO DE ARCHIVO: Simpatizantes pro-elección de Planned Parenthood mitin frente a una clínica de Planned Parenthood en Detroit, Michigan, EE. UU REUTERS/Rebecca Cook/File PhotoFOTO DE ARCHIVO: Simpatizantes pro-elección de Planned Parenthood mitin frente a una clínica de Planned Parenthood en Detroit, Michigan, EE. UU REUTERS/Rebecca Cook/File Photo

Ruark pasó junto a los manifestantes que gritaban para entrar a la nueva clínica. Le tomó casi dos horas obtener la pastilla del día después tras reunirse con la Dra. Elizabeth Brett Daily. Por ley, Daily solo necesitaba esperar 30 minutos después de la llegada de Ruark para dispensar el medicamento, pero la clínica estaba ocupada.

Es probable que miles de pacientes no obtengan citas en absoluto, según un rastreo nacional llamado #WeCount, dirigido por la Sociedad de Planificación Familiar. El informe de la sociedad, publicado en octubre, encontró que se practicaron un 6% menos de abortos en todo el país en agosto, cuando entraron en vigor muchas de las prohibiciones más restrictivas sobre el aborto, en comparación con la cantidad de abortos administrados en todo el país en abril, antes de que se revocara Roe.

Algunos de los estados con prohibiciones vieron caer el número de abortos de hasta 2.770 en abril a menos de 10 en agosto, mientras que los estados limítrofes que aún permiten el procedimiento vieron aumentar su número de abortos. En Kansas, Colorado, Montana, Nebraska y Carolina del Norte, la cantidad de abortos administrados en agosto fue al menos un 30% más alta que la cantidad administrada en abril. En Illinois, se practicaron un 28% más de abortos en agosto que en abril.

Marchas a favor del aborto en EEUU (Twitter: @womensmarch)Marchas a favor del aborto en EEUU (Twitter: @womensmarch)

El estudio tuvo algunas limitaciones, incluido que solo el 79% de todos los proveedores de servicios de aborto identificados, incluidas clínicas, consultorios médicos privados y hospitales, proporcionaron datos. La sociedad dice que las cifras representan aproximadamente el 82% de todos los abortos realizados en todo el país.

Pocos fuera de Kansas anticiparon que el estado asumiría este papel más importante proporcionando abortos, dijo Elizabeth Nash, asociada principal de políticas para asuntos estatales del Instituto Guttmacher, un grupo de investigación que apoya el derecho al aborto. “Es un lugar bastante conservador. Ya sabes, no es como Colorado o Illinois, donde la gente ha estado pensando que estos definitivamente serán puntos de acceso”, dijo Nash.

La representante de EE. UU. Judy Chu (D-CA) y Alexis McGill Johnson, presidente y director ejecutivo de Planned Parenthood Federation of America, a la derecha, participan en una manifestación por el derecho al aborto frente a la Corte Suprema de EE. UU. en Washington, D.C., EE. UU., el 30 de junio de 2022. REUTERS/Sarah SilbigerLa representante de EE. UU. Judy Chu (D-CA) y Alexis McGill Johnson, presidente y director ejecutivo de Planned Parenthood Federation of America, a la derecha, participan en una manifestación por el derecho al aborto frente a la Corte Suprema de EE. UU. en Washington, D.C., EE. UU., el 30 de junio de 2022. REUTERS/Sarah Silbiger

Los opositores al aborto han tenido influencia en la política de Kansas desde las protestas del Verano de la Misericordia de 1991 en Wichita, cuando se reunieron miles de activistas contra el aborto, lo que provocó protestas que llevaron a casi 2.700 arrestos. La imagen puede estar cambiando. Los votantes continúan eligiendo grandes mayorías antiaborto para la Legislatura, pero en agosto rechazaron abrumadoramente una enmienda constitucional que habría despejado el camino para restricciones más estrictas o una prohibición del aborto.

La demanda de abortos en Kansas promete crecer. Si bien el procedimiento sigue siendo legal en los vecinos Iowa y Nebraska, ambos son conservadores y Nash describió a los estados como “prohibiciones en espera”. Rutinariamente, el personal está rechazando pacientes que buscan citas en la nueva clínica y en las otras dos clínicas de aborto que Planned Parenthood opera en Kansas, diciéndoles que no mantienen una lista de espera y si pueden obtener una cita en Colorado o Nuevo México para tomar eso.

Pero tampoco hay garantías en esos dos estados, dijo la Dra. Kristina Tocce, directora médica de Planned Parenthood del área especifico en EEUU. “Presumo que por cada paciente que puede llegar a nosotros y que podemos ver, hay muchos pacientes que no pueden acceder a la atención”, dijo Tocce, y agregó que la cantidad de pacientes fuera del estado se ha disparado.

Conseguir una cita en Kansas City es cuestión de suerte. Los pacientes locales no tienen prioridad, pero tienen una ventaja porque les resulta más fácil llegar a las consultas a mitad de semana. Los líderes de Planned Parenthood dijeron que agregar una cuarta clínica es una de las opciones que se están considerando para aumentar el acceso, pero no han publicado detalles.

Daily, de la nueva clínica de Kansas, dijo que se sintió atraída por el trabajo después de un período con el Cuerpo de Paz en la nación de Togo, en África Occidental. Vio víctimas de agresión sexual y “muchas, muchas” mujeres y sus bebés morir durante el parto. El doctor también ve historias horribles aquí. Una paciente de aborto reciente tenía 13 años, su rostro estaba tan magullado por el asalto que sufrió que apenas podía abrir uno de sus ojos en la sala de espera.

Daily compara conseguir un cita turno para un aborto en estos días con ganar la lotería. “Piense en nuestro sistema de atención médica actual y en lo difícil que es obtener una visita de atención primaria”, dijo. “Multiplicado por mil porque así de difícil es la atención del aborto hoy en día”.

Entre los pacientes que Daily vio recientemente se encontraba una madre de dos hijos de 29 años que pidió que no se usara su nombre porque no quería que su familia y conocidos lo supieran. La mujer dijo que inicialmente había planeado llevar su embarazo a término. Pero luego, su hija de 3 años tuvo una aterradora convulsión de 40 minutos, que la paralizó temporalmente. Fue su decimotercera convulsión importante en el último año.

Avery, de 4 años, habla con su madre Anna mientras asiste a una protesta semanal frente al Centro de Salud de Planned Parenthood, en Sacramento, mientras los proveedores de servicios de aborto de California se preparan para una afluencia de pacientes de otros estados, si la Corte Suprema de los Estados Unidos anula el histórico Roe vs. Caso Wade, en California, EE.UU. 1 de febrero de 2022. Foto tomada el 1 de febrero de 2022. REUTERS/Carlos Barria IMÁGENES TPX DEL DÍAAvery, de 4 años, habla con su madre Anna mientras asiste a una protesta semanal frente al Centro de Salud de Planned Parenthood, en Sacramento, mientras los proveedores de servicios de aborto de California se preparan para una afluencia de pacientes de otros estados, si la Corte Suprema de los Estados Unidos anula el histórico Roe vs. Caso Wade, en California, EE.UU. 1 de febrero de 2022. Foto tomada el 1 de febrero de 2022. REUTERS/Carlos Barria IMÁGENES TPX DEL DÍA

Los médicos intubaron a la niña y la mujer se apresuró a hacer arreglos para que su hijo de 9 meses estuviera con su padre. La pareja se había separado, por lo que ella se sentó sola junto a la cama de su hija.

“Pensé: ‘No es justo, ya sabes, no poder prestarle toda mi atención a otro niño”. Ella sabe que algunas personas no entenderán su decisión.

“La gente es rápida para juzgar”, dijo. “Mucha gente tiene creencias religiosas. “No. No podes hacer eso”. Pero para mí, simplemente no creo que la gente se tome el tiempo para conocer a alguien y darse cuenta de cuál es realmente su situación”.

Fuente Infobae

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!