Enrojecimiento y picazón incontrolable: lanzan una campaña para la detección gratuita de la dermatitis atópica

Es una enfermedad que afecta del 15 al 30 por ciento de los niños y del 1 al 3 por ciento de los adultos dependiendo de la población.

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria y crónica de la piel, caracterizada por brotes frecuentes, picazón intensa, irritación, dolor, enrojecimiento, costras e infecciones y las lesiones pueden ubicarse en la cara, el cuero cabelludo, las orejas, el dorso de las manos y las zonas de flexión de las extremidades.

Para poder detectar esta enfermedad, hasta el 11 de noviembre se llevará a cabo una campaña gratuita organizada por la Asociación Dermatitis Atópica Argentina (ADAR), la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (AEPSO), la Sociedad Argentina de Psoriasis (SOARPSO), la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC) y la Sociedad de Dermatología Pediátrica para Latinoamérica (SDPL).

Esta nueva campaña tiene el objetivo de promover el diagnóstico temprano y mejorar la calidad de vida de las personas que deben atravesar esta enfermedad. Quienes tengan signos o síntomas de dermatitis atópica podrán acceder a un turno gratuito con un médico especialista y la asignación del mismo se podrá pedir a través de www.pedirturno.com.ar o llamando al 0800 222 3776, de lunes a viernes, de 09.00 a 14.00. La atención efectiva se realizará del 14 al 18 de noviembre.

Qué es la dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad multifactorial en la que intervienen factores genéticos, ambientales, alteraciones inmunológicas y problemas en la función de barrera de la piel. Existen otras dolencias desencadenadas por el mismo proceso inflamatorio, donde el sistema inmunológico de los pacientes está sobreactivado y genera procesos inflamatorios sistémicos. Por eso, es muy frecuente que la dermatitis coexista con otras enfermedades alérgicas, como asma, rinoconjuntivitis, alergia alimentaria, entre otras.

“Se estima que es la tercera enfermedad de prevalencia en la infancia y que su incidencia se triplicó en los últimos 30 años. La piel tiende a estar seca con una tendencia a generar eczemas y a picar. No siempre está igual o estable, está en la naturaleza de la dermatitis atópica volver. Se presenta en forma de brotes y remisiones. No podemos curarla, pero tenemos la posibilidad de mejorarla y hacer muchas cosas para tenerla bajo control y que moleste lo menos posible”, explicó la doctora Paula Luna (M.N. 110.953), médica especialista en Dermatología y Dermatología Infantil del Hospital Alemán, integrante de la Comisión Directiva de SOARPSO.

La dermatitis atópica es una enfermedad que tiene un perfil alérgico. (Foto: Adobe Stock)
La dermatitis atópica es una enfermedad que tiene un perfil alérgico. (Foto: Adobe Stock)

Por su lado, el doctor Maximiliano Gómez (M.N. 174.006), especialista en alergia e inmunología y presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC), indicó: “La dermatitis atópica es una enfermedad que muchas veces tiene un perfil alérgico. En los primeros años, puede aparecer solo como dermatitis, para luego desarrollar otras manifestaciones alérgicas como la alimentaria, la rinitis o el asma. Estas enfermedades asociadas no deben descuidarse porque si, por ejemplo, no tratamos el asma, la función pulmonar se verá afectada, si no tratamos la rinitis alérgica o alergia alimentaria toda la calidad de vida se verá afectada”.

Gómez dijo que es fundamental un abordaje multidisciplinario de la enfermedad en el que intervengan diferentes profesionales y explicó: “La visión del dermatólogo y del alergólogo se complementan y el paciente se beneficia del cuidado integral, de su piel y de su alergia. Trabajar en conjunto garantiza una evaluación y un tratamiento especializado y complementario, en beneficio del paciente”.

La importancia del diagnóstico temprano

El diagnóstico a tiempo es el primer paso para poder cambiar el rumbo de una enfermedad, ya que las nuevas herramientas terapéuticas disponibles en la actualidad permiten mejorar sustancialmente la calidad de vida de los pacientes.

“Hasta hace un tiempo, no teníamos muchas herramientas para tratarla, actualmente hay más tratamientos disponibles, medicamentos modernos que son los últimos aprobados específicamente para esta enfermedad, desde biológicos (inhibidores de las interleuquinas 4 y 13) disponibles desde hace varios años la Argentina, hasta tratamientos orales (inhibidores de JAK) recientemente aprobados”, detalló Luna.

Una de las zona que puede afectar la dermatitis atópica es la del cuello. (Foto: Adobe Stock)
Una de las zona que puede afectar la dermatitis atópica es la del cuello. (Foto: Adobe Stock)

La médica añadió: “Estos tratamientos tienen como objetivo controlar la picazón y las lesiones cutáneas de los pacientes con dermatitis atópica de moderada a grave. Otros se encuentran en etapas avanzadas de investigación. Los pacientes cada vez están mejor y cuando existen varias y mejores opciones terapéuticas, a los médicos también nos entusiasma”.

“El diagnóstico a tiempo, permite el tratamiento apropiado e individualizado del paciente, contribuir al alivio en aquellos casos con enfermedad más grave y avanzada, identificar y tratar, de ser necesario, las comorbilidades asociadas y en los casos leves, evitar la progresión del eczema”, aseguró la doctora María Eugenia Abad (M.N. 87.054), presidenta de la Sociedad de Dermatología Pediátrica para Latinoamérica (SDPL).

La dermatitis atópica afecta la vida diaria

Cerca del 90% de los pacientes que tiene dermatitis atópica, ve afectada diariamente su calidad de vida debido a que esta enfermedad impacta en los ámbitos laboral, escolar, social, vincular y económico. Mariana Palacios, presidenta de la Asociación Dermatitis Atópica Argentina (ADAR), describió: “La piel atópica se convierte en una barrera social, condiciona desde la vestimenta hasta los vínculos y esto definitivamente daña la autoestima. Las personas que la atraviesan sienten frustración, enojo, alteración del ánimo, estrés, trastornos del sueño, modificaciones en su rutina y dolor”.

Enrojecimiento y picazón incontrolable: lanzan una campaña para la detección gratuita de la dermatitis atópica

La picazón, principal síntoma de la enfermedad, no es un aspecto menor, las personas a las que la piel les pica en forma crónica e intensa tienen el triple de posibilidades de desarrollar depresión y el doble de experimentar ansiedad. “La picazón es intensa y sucede en contextos o situaciones imposibles de controlar: en la escuela, en el trabajo, en un transporte público, en un evento social o al intentar dormir” amplió Silvia Fernández Barrio, presidenta de AEPSO.

Las enfermedades de la piel no son cosméticas, son afecciones con un enorme impacto en la vida de las personas, en su salud mental y en su bienestar, tanto personal como de todo su entorno y no debemos olvidar el desgaste a causa de la burocracia de nuestro sistema de salud al que nos enfrentamos para poder acceder a tratamientos más eficaces”, añadió Fernández Barrio.

Según recientes relevamientos, existe una dificultad para acceder al diagnóstico correcto, especialmente en localidades alejadas del área metropolitana. Dependiendo del lugar del país, se identifican provincias donde 6 de cada 10 diagnósticos pueden demorar de 2 a 5 años.

“Acercar estas campañas a todo el país nos parece un aporte fundamental para que muchas de las personas que aún deambulan de médico en médico puedan tener un diagnóstico y un tratamiento correcto que les permita un mayor control de la enfermedad” coincidieron desde ambas organizaciones.

 

Pan de la abuela

SEGUINOS

error: Contenido protegido!