La supervivencia de la humanidad en alerta: el conteo de espermatozoides disminuye a un ritmo acelerado

Es algo que ocurre en todo el mundo, incluidos algunos países en vías de desarrollo mucho menos estudiados hasta ahora.

El conteo de espermatozoides entre los hombres en todo el mundo está disminuyendo a un ritmo acelerado después de reducirse a la mitad en los últimos 40 años, según un nuevo estudio de gran tamaño, en el que se pidieron medidas para detener el declive.

El estudio, dirigido por el epidemiólogo israelí Hagai Levine, actualiza la investigación de 2017 que había sido objeto de escrutinio por incluir solo América del Norte, Europa, Australia y Nueva Zelanda.

El nuevo estudio incluye datos de más de 57,000 hombres, recopilados en más de 223 estudios, en 53 países, lo que lo convierte en el metaanálisis más grande jamás realizado sobre el tema.

Con los nuevos países adicionales, confirmó el hallazgo de que el recuento de espermatozoides se ha reducido a la mitad en las últimas cuatro décadas.

De acuerdo a este nuevo estudio, entre 1973 y 2018, la concentración de espermatozoides en hombres, que no se sabía que eran infértiles, se redujo en más del 51 por ciento, de 101.2 millones a 49 millones de espermatozoides por mililitro de semen.

“Además, los datos sugieren que esta disminución mundial continúa en el siglo 21 a un ritmo acelerado”, señala el trabajo publicado en la revista Human Reproduction Update.

Los recuentos de espermatozoides están disminuyendo a una tasa de alrededor del 1.1 por ciento al año, encontró la investigación.

Se necesitan urgentemente más acciones e investigaciones “para evitar una mayor interrupción de la salud reproductiva masculina”, advierten. Si este descenso continúa, muy pronto “podría amenazar la supervivencia de la humanidad”, afirma el líder del estudio.

La supervivencia de la humanidad en alerta: el conteo de espermatozoides disminuye a un ritmo acelerado

El recuento de espermatozoides no es el único factor que afecta la fertilidad: la velocidad del movimiento de los espermatozoides, que no se midió en el estudio, también juega un papel crucial.

Según la profesora Shanna Swan, codirectora del proyecto e investigadora de la Escuela Icahn de Medicina de Mount Sinai (Nueva York, EE. UU.), estos recuentos espermáticos bajos están relacionados con otras tendencias adversas, denominadas genéricamente síndrome de disgenesia testicular, e incluyen mayor tendencia a patologías como el cáncer testicular, las alteraciones hormonales y los defectos congénitos genitales, así como la merma en la salud reproductiva de la mujer”.

“Se ha sugerido que la exposición a la contaminación, los plásticos, el tabaquismo, las drogas y los medicamentos recetados, así como el estilo de vida, como la obesidad y la mala alimentación, son factores contribuyentes, aunque los efectos son poco conocidos y mal definidos”, concluyen los expertos.

 

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!