Quilmes: En intento de usurpación un joven fue asesinado a tiros

El crimen ocurrió el domingo al mediodía en medio de un enfrentamiento por un terreno fiscal entre vecinos y los presuntos intrusos

Desde la semana pasada, la disputa por un terreno fiscal entre un grupo de supuestos usurpadores y los habitantes del barrio Villa Luján, de la localidad bonaerense de Quilmes, comenzó a tensar el ambiente y obligó a que la Justicia interviniera para darle fin al conflicto. Sin embargo, los vecinos sabían que ese sería apenas el comienzo de algo peor. Y no se equivocaron.

Apenas cuatro días después de que la UFI Nº2 de ese Departamento Judicial abriera una causa por el intento de invadir el predio, la pelea entre ambos bandos dejó un saldo trágico: un joven de 27 años fue asesinado de un tiro en el abdomen mientras que una adolescente de 15 que observaba la batalla fue herida de un tiro en el hombro. Además, un sargento recibió un piedrazo en la cara y sufrió la fractura de un maxilar y la pérdida de dos piezas dentales.

El salvaje crimen ocurrió el domingo hacia el mediodía en la intersección de las calles Balcarce y Agente Rufino Edelmiro Syerra, a metros del terreno en disputa. Fue luego de un enfrentamiento en el que habrían participado entre 40 a 50 personas, e incluso en presencia de los efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires que acudieron al lugar después de varios llamados al 911.

De acuerdo con las fuentes consultadas por este medio, la víctima es un joven de origen boliviano identificado como José Moya Roncal que sería parte del grupo de los presuntos usurpadores. “Todo fue por una disputa del terreno y comenzaron a los tiros. Es lo único que se sabe”, indicó el investigador. En cuanto a la adolescente herida, se supo que está fuera de peligro, aunque todavía se recupera en un hospital.

El episodio todavía es confuso y la investigación apenas comienza. De hecho, testimonios de vecinos citados en medios locales quilmeños dieron cuenta de que en realidad la víctima fatal sería la legítima dueña del predio y que no se trata de un terreno fiscal. Las versiones son contradictorias y hablan de que los intrusos son integrantes de un grupo conocido como “la banda de los paraguayos”. Respecto a este rumor, desde la Justicia señalaron que “todo se investiga”.

En ese sentido, indicaron que se espera el resultado de la autopsia para saber qué tipo de arma efectuó el balazo letal, mientras que la fiscal Karina Gallo, titular de la UFI Nº4, quien investiga el crimen, citó a varios testigos para tratar de desentrañar lo que ocurrió. Hay un detalle que juega en contra: en el barrio no hay cámaras de seguridad. Los familiares del herido lo subieron a un auto particular, y lo trasladaron hasta un hospital. El joven fue operado de urgencia, pero no sobrevivió por la gravedad de su herida.

El pasado 23 de noviembre, cuando comenzaron los enfrentamientos, la Justicia calificó el expediente como tentativa de usurpación. Tras la confirmación del crimen del joven de 27 años, Gallo abrió otra causa bajo la calificación de abuso de arma y lesiones, averiguación de causales de muerte, lesiones graves por los dos heridos que dejó el enfrentamiento: el caso de la menor baleada y el del uniformado al que le fracturaron el maxilar con una piedra. A la investigación hay que sumarle la causa iniciada cuatro días antes por el intento de instalar casillas en el terreno que inició la UFI Nº2.

Según se precisó, los habitantes del barrio intentaron impedir la usurpación, pero el grupo de delincuentes que tenía la intención de adueñarse del terreno estaba armado con cuchillos y revólveres. Fue una batalla que se extendió por varias horas.

Debido a la magnitud de la pelea, intervinieron efectivos del Comando de Patrulla, la UPPL, Prefectura Naval, así como también personal del Grupo Técnico Operativo (GTO) de la Comisaría 1º.

Fuente Infobae

Iplyc

SEGUINOS

error: Contenido protegido!