Fiestas para uno: ¿es posible disfrutarlas en soledad?

Aunque estas fechas están asociadas a la compañía, hay quienes eligen o deben pasarlas a solas. Qué dicen los especialistas al respecto y cuáles son las sugerencias para disfrutar el momento

“La soledad es un amigo que no está”, expresó alguna vez el músico argentino Luis Alberto Spinetta, cuando lideró la banda Almendra. La frase bien podría entenderse en dos sentidos: la soledad como una amistad omnipresente que nos acompaña o, por el contrario, como una ausencia que duele. Las fiestas de fin de año suelen estar asociadas a celebraciones en grupo que, muchas veces, son multitudinarias. Sin embargo, hay quienes por elección o por obligación, las pasan a solas. Para algunos, esto puede ser angustiante, pero para otros puede ser incluso divertido.

En cualquier caso, los especialistas llaman a aprender a valorar el tiempo con uno mismo, aunque por momentos sea difícil. Infobae conversó con tres expertos del área de la psicología para comprender y conocer los principales preceptos sobre la soledad en tiempos de festividades.

El psicólogo Alexis Alderete (MP 85367) dialogó con este medio y señaló: “Lo que suele pasar, por diferentes situaciones como el trabajo y la distancia, es que muchas personas pasan las fiestas en otro país. Esto se observa mucho últimamente. Se trata de gente que se va a vivir a otros lugares y pasa su primer año nuevo o Navidad alejada completamente. Hay que aceptar la situación que toca, y eso es lo que más conflictos puede generar. La aceptación de la propia realidad es muy difícil”.

El psicólogo Alexis Alderete recomienda hacer videollamadas con familiares o amigos si nos encontramos solos en las fiestas (Getty)El psicólogo Alexis Alderete recomienda hacer videollamadas con familiares o amigos si nos encontramos solos en las fiestas (Getty)

En segundo lugar, Alderete sugirió: “Si te encontrás alejado de los vínculos que más querés y no podés compartir una tradición como las fiestas, podés hacer una videollamada para manejar las emociones y el estrés. El tema de extrañar se puede afrontar con la comunicación. Eso sería lo más idóneo para sobrellevar esta situación que te toca por voluntad propia o por obligación”.

Si el festejo a solas llega por voluntad propia, “hay que reconocer por qué lo decidimos: puede ser, en algunas ocasiones, para reencontrarnos con nosotros mismos”, describió el especialista. “Lo veo en varios pacientes que han pasado la Navidad en una estación de colectivos, por ejemplo. Es un día más, pero están en conexión con algo que desean: en este caso, un viaje”, siguió. En el mismo sentido, de acuerdo a Alderete, “hay personas que deciden pasar estos momentos completamente a solas porque les parece un día más de la vida”.

Por su parte, la psicóloga Sol Buscio (MN 71610) consideró que hay “un mandato social que dice que las fiestas hay que pasarlas acompañado, pero poco se habla y poco se escucha sobre la posibilidad de festejarlas con nosotros mismos. No estamos solos: estamos con nosotros mismos, y esto es completamente cierto porque hay muchísimo para explorar en este espacio”.

Según Buscio, hay quienes piensan a la soledad como algo negativo y angustiante (Getty)Según Buscio, hay quienes piensan a la soledad como algo negativo y angustiante (Getty)

Según Buscio, “cualquier tipo de actividad implica una energía y, generalmente, esa energía se relaciona con invitaciones que le hacemos a otros. Es muy importante que podamos hacer esa propuesta también para nosotros mismos, invitándonos a encontrarnos o a celebrar situaciones”. ¿Por qué? “Porque muchas veces, y generalmente por cuestiones sociales, pensamos a la soledad desde un punto de vista negativo. Hay muchísima presión social que condiciona a las personas cuando se encuentran solas con emociones o sentimientos desagradables que generan angustia, miedo o ansiedad”, agregó.

La profesional explicó, además, que “las personas podemos elegir de qué manera nos encontramos mejor con nosotros mismos y con el otro. Si hay una elección de la soledad, estamos cuidándonos a nosotros y también cuidamos al otro, porque tomamos una decisión frente a la situación”.

Otra experta consultada por Infobae fue Florencia Cereseto (MN 71253), quien se refirió a la importancia del entorno ante estas situaciones. “Con respecto a pasar las fiestas solo, es muy distinto en cada caso particular y en el contexto. Es decir, si fue una decisión propia o a la persona no le quedó más opción. En cualquier caso, lo importante es comprender que estas fechas tienen tanta carga emocional por cuestiones meramente culturales. Con quién pasemos un día de toda nuestra vida no es algo nos defina”.

En general, las fiestas de fin de año están asociadas a grupos y a multitudes (Getty)En general, las fiestas de fin de año están asociadas a grupos y a multitudes (Getty)

Para Cereseto, la elección de llegar a las fiestas en solitario “podría ser una manera de revelarse contra aquello que nos incomoda o nos oprime, en pos de pasar estas fechas con libertad. La persona no estaría sola sino consigo misma. Sería una buena oportunidad para profundizar el vínculo con uno mismo, bajar expectativas, y permitirse vivirlo con la mayor madurez posible y respetándose”.

Las buenas compañías

Está claro, por las coincidencias de los profesionales, que la soledad en estos días festivos es posible y no tiene por qué ser un peso. No obstante, hay evidencia científica que muestra que, a largo plazo, estar acompañado puede dejar sendos beneficios para la salud. En 2022, un estudio publicado en The Lancet Healthy Longevity encontró que pasar tiempo con otras personas y participar en grupos comunitarios se asocian con una mayor longevidad, con un deterioro cognitivo más lento y, por ende, con una mejor calidad de vida.

Esta investigación fue realizada por expertos del Centro para el Envejecimiento Cerebral Saludable (CHeBA) de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en Sídney, Australia. “Descubrimos que compartir un hogar con una o más personas y la participación semanal en grupos colectivos tuvo los resultados más sólidos en todos los estudios, lo que indica que estos factores son componentes fundamentales en un menor deterioro cognitivo. También identificamos una relación entre nunca sentirse solo y una tasa más lenta de deterioro cognitivo”, indicó el profesor Henry Boradty, uno de los autores del estudio.

Según los científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur, las buenas compañías mejoran nuestra calidad de vida (Pexels)Según los científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur, las buenas compañías mejoran nuestra calidad de vida (Pexels)

Para arribar a estas conclusiones, los científicos analizaron los vínculos de aproximadamente 40.000 personas, a través de los datos de 13 estudios internacionales.“Nuestro objetivo era investigar la asociación entre varios marcadores de conexión social y la tasa de cambio anual en la cognición”, dijo Suraj Samantani, otro de los autores.

Fuente Infobae

Array

SEGUINOS

error: Contenido protegido!