Córdoba: los intentaron detener en un control policial y arrastraron a dos efectivos en el capot del auto

El hecho ocurrió este domingo por la mañana. El conductor del vehículo y dos acompañantes terminaron detenidos

Como una escena de la película Relatos Salvajes, en Córdoba un grupo de jóvenes intentó resistirse a un control policial y arrastraron en el capot del vehículo a dos efectivos que de milagro no perdieron la vida. El conductor del auto y dos acompañantes terminaron detenidos.

El violento episodio ocurrió este domingo minutos antes de las 11 de la mañana en la intersección de las calles Rafael Núñez y Hugo Wast, en el barrio Cerro de las Rosas, al noroeste de la capital provincial, cuando miembros de la Policía de Córdoba solicitaron a un joven a bordo de un Volkswagen Gol Trend de color gris detener su marcha para revisar la documentación correspondiente y ser sometido a un control de alcoholemia.

Aún se desconocen motivos por los cuales intentaron evadir a las fuerzas de seguridad pero hay varias filmaciones que dan cuenta del hecho, incluso una de las personas que se encontraba dentro del vehículo grabó la secuencia con su celular. Una mujer que se encontraba de acompañante registró con su smartphone el momento en el que el suboficial Raúl Córdoba junto con otros dos agentes le solicitaron al conductor que descienda del auto. En el video se escucha como dos de los tres jóvenes se negaban a bajar. “¿Qué delito? No estamos haciendo nada malo, no robamos no hicimos nada”, se escucha decir a una de las chicas; mientras que otra, con una postura racional, acota: “Bajemos, no quiero meterme en esta, preguntale qué estamos haciendo”. “No estamos haciendo nada malo”, le responde el conductor a su amiga. Por su parte, la otra acompañante reafirma la voluntad de negarse a descender del vehículo: “Coral, no te bajes porque es peligroso”.

En ese momento se desata el violento accionar del conductor que decide acelerar y embestir contra dos de los tres policías que -intentando evitar la fugar y ser atropellados- se sostienen del capot del auto y de uno de los limpiaparabrisas. Pese a que uno de los efectivos le implora a los gritos que se detenga, el joven decide acelerar su marcha y la acompañante avala el gesto: “Dale, vámonos a la mierda”.

Tuvo que intervenir otro móvil policial que interrumpió la huida y obligó al hombre a frenar su vehículo. Allí, producto de la impotencia y de la actitud cuasi homicida del conductor, uno de los oficiales que fue arrastrado rompió a golpes de puño el parabrisas del Volkswagen Gol.

El periodista Andrés Ferreyra compartió en su cuenta de Twitter otros videos del hecho tomados desde distintos lugares. En uno de ellos se ve como el auto va tomando velocidad arrastrando a los policías frente a la mirada de decenas de testigos de los cuales algunos de manera inexplicable se ríen de lo sucedido. Un tercer registro fílmico muestra el final de la escena cuando, ya sin escapatoria, el joven es descendido del auto y reducido por tres oficiales de la Policía cordobesa.

Según se informó, las tres personas fueron detenidas. El conductor fue identificado como Lautaro Ordónez, de 20 años; y sus acompañantes son Abril Aresca (21) y Tiziana Aresca (19). Las chicas son hijas de Gabriela Eugenia Moreira, funcionaria judicial de la provincia, que se desempeña en la Cámara en lo criminal y correccional de cuarta nominación de la Justicia de Córdoba, quien se acercó al lugar de los hechos, precisó Ferreyra.

Por otra parte, uno de los efectivos tuvo que ser asistido por personal médico que se acercó hasta allí para luego ser trasladado al Hospital Policlínico con lesiones en sus piernas.

Fuente Infobae

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!