George Santos, el primer congresista republicano gay que engañó a todo el mundo

La polémica crece pero a Santos no se le mueve un pelo. Anunció que jurará el cargo el 3 de enero al considerar que no es un “delincuente” y que sus mentiras ya quedaron atrás. Esta polémica “no me impedirá tener un buen éxito legislativo”, manifestó quien representará al tercer distrito con sede en Long Island y Queens.

Hoy nadie sabe quién es en realidad este congresista electo que asumirá su cargo el 3 de enero en medio de un creciente clamor para que no ocupe su banca ganada en las elecciones de medio término de noviembre. Pero él no da el brazo a torcer y asegura que tomará posesión del cargo más allá del escándalo.

Las sospechas son tantas que hay incluso quienes dudan de que sea homosexual. Es que Santos, un estadounidense que dice ser hijo de inmigrantes brasileños, ocultó que estuvo casado con una mujer y que se divorció en 2019. Su descargo por “embellecer” su curriculum no convenció a nadie: “Todos hacemos cosas estúpidas”, dijo.

George Santos, el congresista farsante que engañó a Nueva York

Santos, nacido en el popular barrio neoyorquino de Queens, ayudó al Partido Republicano a asegurarse una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes en las últimas elecciones legislativas.

Su popularidad iba en aumento. Era el primer republicano abiertamente gay en ganar una banca en el Capitolio. Pero una investigación del diario New York Times puso en duda aspectos clave sobre su educación y trayectoria laboral revelados durante la campaña electoral.

El escándalo de George Santos sacude a la política neoyorquina (Foto: Reuters)
El escándalo de George Santos sacude a la política neoyorquina (Foto: Reuters)

Su primera reacción fue defensiva. Denunció una campaña de difamación. Pero finalmente se sintió acorralado y reconoció en dos entrevistas diferentes que había inventado partes significativas de su curriculum: confesó que no se había graduado en el Baruch College y que no había trabajado en el Citigroup Bank y en el Goldman Sachs Investment Bank.

“No me gradué de ninguna institución de educación superior. Estoy avergonzado y lo siento por haber embellecido mi currículum. Hacemos cosas estúpidas en la vida”, señaló.

Sobre su falsa experiencia en Wall Street, admitió que “nunca había trabajado directamente” para ninguno de los dos bancos mencionados en su curriculum y señaló que había hecho una “mala elección de palabras”. Según la BBC, Santos era empleado de una compañía llamada Link Bridge y solo hizo negocios con los dos gigantes financieros.

Sin embargo, le aseguró al New York Post: “No soy un criminal”, despertando comparaciones con la famosa frase “no soy un ladrón” pronunciada en 1973 por el entonces presidente estadounidense Richard Nixon, quien terminó renunciando a su cargo al año siguiente en medio del escándalo conocido como “Watergate”.

En campaña dijo que era judío, pero ahora dijo: “Soy católico”

Santos se disculpó por “embellecer” su currículum, pero algunas de sus justificaciones bordean el absurdo, en especial su defensa sobre su falsa afirmación de que era judío.

Durante la campaña llegó a decir que su madre era judía, que había crecido en un hogar pobre y que sus abuelos escaparon de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. “Soy católico. Como supe que mi familia materna tenía un antepasado judío, dije que era judío”, declaró al Post.

La Coalición Judía Republicana (RJC) señaló que Santos no será bienvenido en ningún evento de esa organización. ”Estamos muy decepcionados. Nos engañó y tergiversó su herencia (judía). En comentarios públicos y para nosotros personalmente, afirmó ser judío”, manifestó Matt Brooks, presidente de la entidad.

George Santos en plena campaña (Foto: AFP)
George Santos en plena campaña (Foto: AFP)

Pero hay algo más grave. Sus rivales demócratas plantearon la posibilidad de que Santos haya mentido sobre sus finanzas, lo cual supondría infringir la ley.

El congresista demócrata electo Daniel Goldman pidió a las autoridades electorales y a la Fiscalía de Nueva York que investiguen a Santos por “fraude financiero” al aludir a publicaciones del Washington Post sobre irregularidades al respecto.

La BBC escribió que “existen documentos que prueban que tuvo una organización sin fines de lucro llamada Friends For the Pets United, para ayudar a animales abandonados, pero el beneficiario de una de las actividades de recaudación de fondos realizada por la entidad nunca recibió el dinero”.

Además, los documentos financieros que presentó durante su campaña lo presentaban como un hombre rico vinculado con los bienes raíces que habría donado decenas de miles de dólares a otros candidatos. Sin embargo, The New York Times reveló que su supuesta empresa, Devolder Organization, no tiene página web ni tampoco un perfil en Linkedin.

Los demócratas piden expulsar a George Santos del Congreso

Varios miembros del partido del presidente Joe Biden exigieron que el líder republicano de la Cámara baja, Kevin McCarthy, convoque a una votación para expulsar a Santos si no renuncia a su banca.

”Su lamentable confesión no debería distraernos de las preocupaciones sobre posible criminalidad y corrupción”, tuiteó Ritchie Torres, que integra la Cámara de Representantes por un distrito de Nueva York. “El Comité de Ética DEBE investigar cómo hizo su dinero. Donde hay humo, hay fuego”, afirmó.

Su colega demócrata por California, Eric Swalwell, acusó a Santos de “defraudar a los votantes de Long Island por todo su currículum”.

George Santos afirmó que asumirá su banca en el Capitolio

Pero mientras la polémica crece, a Santos no se le mueve un pelo. Anunció que jurará el cargo el 3 de enero al considerar que no es un “delincuente” y que sus mentiras ya quedaron atrás.

Esta polémica “no me impedirá tener un buen éxito legislativo”, aseguró Santos, que representará al tercer distrito con sede en Long Island y Queens.

 

SEGUINOS

Iplyc
error: Contenido protegido!