La Matanza: Una beba fue robada del Hospital Paroissien cuando la madre dormía, la recuperaron y hay tres detenidos

El robo ocurrió en la madrugada y, horas después, apareció en brazos de un joven de 21 años, en Isidro Casanova, que quedó bajo arresto, al igual que dos mujeres que quedaron registradas por las cámaras del hospital cunado se la estaban llevando en una mochila.

En el caso intervino el fiscal Gastón Bianchi, titular de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio (UFIJ) N° 3 de La Matanza. Mientras efectivos de la Estación de Policía Departamental de Seguridad y la DDI de La Matanza, rastrearon las pistas para dar con el paradero de la beba, Aimará, recibieron un llamado anónimo y una foto, y solicitaron una intervención telefónica y la apertura de antena en las avenidas Crovara y Cristiania, en Isidro Casanova. El dato los condujo hacia la criatura.

Los policías se dirigieron hasta la zona y encontraron a Aimará en la puerta de una parroquia, en brazos de un joven identificado como E.A.V., de 21 años, con domicilio registrado a unas pocas cuadras de distancia. Los oficiales le preguntaron sobre la beba, pero él respondió “con evasivas”. Tras ello, el fiscal dispuso la detención del sospechoso, mientras que la pequeña fue restituida a su madre. En las próximas horas será indagado.

Varias horas después también fueron aprehendidas las dos sospechosas que ingresaron al hospital y la robaron. Se trata de Georgina Ayelén Rodríguez, de 32 años y su hija Ailén, de 18.

robo-beba-paroissien.jpg

 

La beba, de 48 horas de vida, fue robada de la cuna en la que dormía, junto a la cama de su madre, Elizabeth, quien también descansaba. Durante un control médico, la madre despertó y vio que su hija no estaba en la cuna, a su lado.

Al revisar las cámaras de seguridad, los investigadores pudieron comprobar que una mujer se presentó preguntando por la habitación 210, pero se le negó la entrada ya que no era familiar ni pertenecía al lugar.

Cerca de las 6, la misma mujer fue registrada sentada, afuera del nosocomio junto a una joven. A esa hora se realizó el relevo de guardia del hospital, y a las 6.15, la sospechosa se presentó nuevamente con la intención de acceder a la habitación de Elizabeth y Aimará. Esta vez, pudo hacerlo porque la empleada de turno le permitió que ingresara “sin realizar registro alguno en el libro correspondiente”, señalaron las fuentes.

hombre.jpeg

Transcurridos unos tres minutos, las cámaras muestran a la sospechosa retirándose del hospital con una mochila en su espalda: se cree que allí llevaba a la beba. Y una vez en el exterior, se reunió con la joven que la acompañaba y se alejaron caminando por la avenida, de acuerdo a la reconstrucción de los hechos.

Ambas, que fueron detenidas, también serán indagadas por Bianchi. Mientras, los investigadores siguen la búsqueda, para dar con el padre de Aimará, un hombre de 33 años, que está separado de Elizabeth. “Se trata de determinar si tuvo alguna responsabilidad con el hecho”, explicaron las fuentes.

Fuente NA
Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!