Acusan a enfermeras por inyectarle morfina a un bebé de un mes

En sus domicilios encontraron recetarios y sellos, además de ampollas de distintos fármacos, entre ellos, diazepinas y fentanilo

Una fiscalía porteña investiga a enfermeras de un sanatorio de la Ciudad de Buenos por haber suministrado morfina a un bebé de un mes.

El fiscal Néstor Maragliano ordenó cinco allanamientos simultáneos en los domicilios particulares de las imputadas. Se secuestraron sellos y recetarios. Y, lo más preocupante, ampollas de diazepinas, de morfina y de fentanilo, potentísimo calmante que en los Estados Unidos ha causado una crisis de adicciones y muertes.

El caso se inició por la denuncia formulada por el gerente de recursos humanos del sanatorio, luego de que un examen de orina realizado al bebé evidenciara la presencia de morfina en su organismo.

Según la investigación, el bebé debió ser asistido por la médica de guardia por reiteración de un cuadro de apnea profunda, hipotonía, hiporreactividad, fasciculaciones y miosis puntiforme, por lo que se le aplicó nalaxona, que es un antídoto por intoxicación con opioides, que logró estabilizarlo. Luego de unas horas, ese mismo cuadro se reiteró varias veces más y en todas las ocasiones fue rescatado con las mismas medidas antitóxicas inicialmente indicadas.

El Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal allanó las viviendas de dos enfermeras
El Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal allanó las viviendas de dos enfermerasMinisterio Público Fiscal

Así, luego de un análisis de orina se pudo determinar que el bebé tenía morfina en su organismo, un opioide que según la historia clínica no había sido indicado en ningún momento. De hecho, las únicas indicaciones médicas previas al incidente eran leche materna a demanda, leche con suplementos en caso de necesidad y vitaminas.

Por tal motivo, el fiscal Maragliano inició la investigación que tiene por objeto establecer si el personal de enfermería que se encontraba de turno en el área de neonatología donde fue atendido el menor, le suministró indebidamente la morfina, poniendo en riesgo su vida y provocándole graves descompensaciones en su salud.

En el día de ayer, el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal coordinó los allanamientos realizados en la provincia de Buenos Aires, en los domicilios de las enfermeras imputadas, que fueron autorizados y ordenados vía exhorto por el Juez Javier Buján, titular del Juzgado N°7.

En los procedimientos se secuestraron diversas drogas, entre ellas ampollas de fentanilo, ampollas de morfina, tramadol, midazolam, quetiapina y diazepam. También se secuestraron sellos, matrículas, recetarios y dispositivos electrónicos.

El caso continúa en investigación y aún queda por establecer los diferentes grados de participación de las imputadas. Por el momento, la calificación legal provisoria responde a los delitos de lesiones culposas graves, homicidio en grado de tentativa y/o suministro de estupefacientes.

Según informó la clínica al momento de hacer la denuncia, las enfermeras fueron separadas de sus cargos.

Fuente LN

SEGUINOS

error: Contenido protegido!