Murió un joven de 27 años en una fiesta electrónica en un boliche de la Costanera porteña

La víctima se descompensó dentro del lugar y murió en el Hospital Fernández. Los investigadores esperan las pericias toxicológicas.

Un joven de 27 años murió en una fiesta electrónica en un boliche de la Costanera durante la madrugada del domingo en el hospital Fernández por consumo de pastillas de éxtasis.

El trágico episodio ocurrió en la noche del sábado durante un show que dio el DJ Mariano Mellino en un evento en Mandarine Park, un predio ubicado en Punta Carrasco, Costanera Norte, que comúnmente es utilizado para fiestas electrónicas y recitales donde tocan DJ´s.

Según informaron fuentes policiales  el joven de 27 años, cuya identidad aún no ha sido revelada, se habría descompensado dentro del boliche y habría sido trasladado al hospital Fernández de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

De acuerdo al informe policial, la víctima ingresó al hospital Fernández en una ambulancia privada del boliche con un infarto miocardio y posteriormente falleció. Los investigadores están a la espera del resultado de la autopsia y de las pericias toxicológicas.

En las próximas horas se les tomará declaración a los amigos que estaban con él cuando se descompensó y se van a analizar las cámaras de seguridad para reconstruir cómo fueron sus últimas horas dentro del boliche. En la causa interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°54, a cargo de la Dra. Laura Belloqui, quien dispuso que se labren actuaciones por “averiguación de causales de muerte”.

El sábado por la noche, Mandarine Park recibió a Mariano Mellino, un reconocido DJ de música electrónica. “Gracias por este amor”, escribió en una de sus historias subidas a su cuenta de Instagram donde publicó algunas fotos y videos de su presentación, antes de que se conociera la noticia de la muerte de uno de los asistentes. Por su parte, la cuenta oficial de Mandarine Park no volvió a realizar publicaciones luego del show que dio Mellino el pasado sábado por la noche.

El mes pasado, treinta personas fueron demoradas y se secuestraron dosis de éxtasis, marihuana, cristal, ketamina, tusi, cocaína y MDMA durante un operativo montado en las inmediaciones y el ingreso al predio Mandarine Park donde se realizaba el festival de música electrónica “Afterlife”.

Efectivos de la División Investigación Drogas de Diseño y Precursores de la Policía de la Ciudad, en articulación con el Área de Flagrancia de la Unidad Fiscal Norte, verificaron el ingreso de miles de personas durante las tres jornadas que tuvo el festival.

En ese marco, unas treinta personas fueron demoradas por infracción a la Ley de Drogas 23.737 y durante las diferentes requisas se secuestraron 19 pastillas de éxtasis, además de dosis de marihuana cristal, ketamina, tusi, cocaína y MDMA.

 

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!