Dia Mundial de las Aves Migratorias: especies fundamentales para cuidar el ecosistema 

Desde el año 2018 se celebra cada segundo sábado de mayo el "Día Mundial de las Aves Migratorias", esta efemerides tiene el objetivo de destacar la necesidad de conservar las aves migratorias y sus hábitats, y al mismo tiempo busca concientizar a la población sobre las amenazas que enfrentan estas especies. 

Iguazú (LaVozDeCataratas) La fecha tiene como lema este año: “Agua: mantenimiento de la vida de las aves”, recordando a la población que el agua es fundamental para la vida en nuestro planeta. La gran mayoría de las aves migratorias dependen de los ecosistemas acuáticos durante sus ciclos vitales, como Humedales interiores y costeros, ríos, lagos, arroyos, marismas y estanques que son vitales para alimentarse, beber o anidar, también como lugares para descansar durante sus viajes.

Es importante remarcar la valiosa contribución que dan las Aves migratorias al planeta, como su ayuda a mantener el equilibrio ecológico a través de la dispersión de semillas; indicar la salud del ecosistema mediante cambios de patrones migratorios; controlar las plagas gracias a que algunas aves se alimentan de insectos y otros animales que son considerados plagas; y por último generan beneficios económicos en muchas partes del mundo a través de la famosa actividad turística «Observación de aves».

La provincia de Misiones cuenta con alrededor de más de 500 especies de aves, representan más de la mitad de las que posee la República Argentina, muchas de ellas son endémicas de la zona. Solo el Parque Nacional Iguazú cuenta con más de 450 de esas especies. En celebración a este día te contamos sobre dos especies migratorias que podrás observar en la provincia.

Tijereta (Tyrannus savana): 

Esta especie es fácil de reconocer por su larguísima cola compuesta por seis pares de plumas, su plumaje de la cabeza y el lomo, es negro, mientras que el de la garganta, el pecho y el vientre, es blanco plateado. Los guaraníes la llaman jhuguay-yetapá (jhuguay: cola; yetapá: tijera).

Su distribución es amplia y va Desde Estados Unidos hasta el centro de la Patagonia. Durante la temporada invernal de la zona, viajan hacia el norte del ecuador, Colombia, Venezuela, las Guyanas y Centroamérica. Durante el inicio de primevra en América del sur una gran parte de la población migra hacia Argentina, Paraguay, sur de Brasil y el Uruguay.

Durante los meses cálidos se la puede encontrar en el Parque Nacional Iguazú, donde se alimneta de insectos y pueden comer algunas frutas. Cría en nuestras tierras, armando su nidito en forma de taza donde coloca sus tres a cuatro huevos blancos manchados.

Picaflor Negro (Florisuga fusca):

Su pelaje es mayormente negro con flancos blancos, posee en su cola un patrón llamativo, blanca a los lados y al centro negra con una fina banda terminal oscura; Ambos sexos son similares.

Se reproduce en primavera-verano en las montañas del sudeste de Brasil, y luego migra altitudinalmente a tierras más bajas al durante el otoño-invierno al nordeste de Argentina, es un visitante invernal en la provincia de Misiones. Se la puede encontrar en una gran variedad de hábitats, incluyendo bosques y sus bordes, así como plantaciones y jardines.

Pan de la abuela

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!