Cuáles son las enfermedades más frecuentes en invierno

Las enfermedades respiratorias son las más recurrentes ya que se suele estar más tiempo en interiores, lo que facilita la propagación de virus y bacterias. Cuáles son sus síntomas y cómo podemos prevenirlas

Las enfermedades respiratorias, son las principales problemas de salud, en esta época de variabilidad meteorológica y con la llegada de los días fríos, se aprecia el crecimiento de las consultas que es exponencialmente alto.

Son estos meses, donde se reúnen todas las condiciones ambientales, que facilitan la propagación de los virus, y las infecciones en algunas oportunidades de ser virales pasan a ser bacterianas, necesitando de antibióticos.

Las condiciones ambientales son:

– Mayor cercanía entre las personas

– Condiciones de encierro

– Lugares más concurridos

– Falta de ventilación

– Encendido de calefacción

La propagación se debe a una sumatoria de factores como por ejemplo que los virus se replican con mayor rapidez. Además, que sobrevivan más tiempo en temperaturas bajas y que la cubierta lipídica que tienen sea más resistente facilita la propagación.

Entre las patologías respiratorias con mayor incidencia en la población durante el invierno, se encuentra la gripe, la neumonía, la bronquiolitis y el resfrío (Getty)Entre las patologías respiratorias con mayor incidencia en la población durante el invierno, se encuentra la gripe, la neumonía, la bronquiolitis y el resfrío (Getty)

El contagio se lleva a cabo a través de las secreciones respiratorias, y las protagonistas son las gotitas de flugge, que son expedidas al hablar, toser, estornudar, y generan nubes de partículas y aerosoles que pueden ser trasportados por el aire, las más grandes caen al suelo de manera inmediata.

Cuando las gotitas son pequeñas pueden recorrer mayor distancia, estas minúsculas gotitas que salen disparadas son capaces de viajar lejos, pueden alcanzar hasta los dos metros de distancia e incluso más y de mantenerse en el tiempo sobre las superficies, como mesadas, picaportes, muebles, hasta 10 minutos, aunque en el caso de los virus como, el Influenza de la gripe, se han documentado supervivencia de hasta 24 horas.

Recomendamos no perder el hábito del lavado de manos, que debe durar al menos 20 segundos, taparnos nariz, boca, al estornudar o toser con el pliegue del codo y también se debe limpiar mesadas, picaportes y muebles.

El virus de influenza tiene una gran variabilidad genética, por lo que nunca confiere inmunidad permanente (Getty Images)El virus de influenza tiene una gran variabilidad genética, por lo que nunca confiere inmunidad permanente (Getty Images)

Las infecciones respiratorias pueden manifestarse de distintas maneras:  Las infecciones de la Vía Aérea Superior (VAS) son los cuadros respiratorios altos, donde se afecta la nariz, con crisis de estornudos, obstrucción nasal, moco retronasal, que llevará a la inflamación de la faringe causando edema, ardor, dolor y en ocasiones puede complicarse en cuadros de rinosinusitis o de otitis.

También puede afectarse la Vía Aérea Inferior (VAI), con la aparición de silbidos en el pecho, dificultad respiratoria y aparecer la bronquiolitis, siendo los niños más pequeños los de mayor riesgo, este grupo etario tiene el sistema inmune aún inmaduro, por lo que son los más expuestos a contraer infecciones, además tienen gran cantidad de glándulas secretoras o sea generan más secreción y esto aumenta la suceptibilidad ante los virus.

En poco tiempo, los enfermos se agotan y pueden tener cuadro de insuficiencia ventilatoria, con necesidad de hospitalización. De la misma manera dentro del tracto inferior, pueden aparecer cuadros severos como neumonía, comprometiendo los pulmones y la capacidad respiratoria, con alteración del estado en general.

La época invernal incrementa las enfermedades respiratoriasLa época invernal incrementa las enfermedades respiratorias

En los asmáticos, ante el aire frío pueden aparecer crisis, ya que se irritan las vías aéreas y aparecen los espasmos, porque las vías se inflaman, se estrechan, y no pasa el aire. Y el paciente experimenta la necesidad o sed de aire. Manifestando dificultad para respirar, tos, sibilancias, dolor u opresión de pecho. Y medicación de alivio rápido (medicación de rescate).

Cualquiera de estos cuadros, pueden alterar la dinámica familiar, se recomienda llamar al médico primero quien conociendo al paciente puede facilitar ayuda y evitar ir a establecimientos sanitarios, ya que la concurrencia masiva puede ocasionar mayores inconvenientes por el hacinamiento.

Fuente Infobae

Array

SEGUINOS

error: Contenido protegido!