Investigan presunto rapto de un adolescente por parte de mujeres

Un adolescente denunció haber sido raptado, presuntamente drogado y robado por un grupo de mujeres en Ciudad del Este.

La Policía Nacional y la Fiscalía investigan un extraño caso de presunto rapto ocurrido alrededor de las 17:00 de este último martes, en el kilómetro 11 lado Acaray, en Ciudad del Este, Departamento de Alto Paraná.

Un estudiante de 16 años señaló que varias mujeres lo invitaron a subir a un vehículo, le dieron de beber alguna sustancia y lo llevaron a una vivienda.

La hermana del menor manifestó que después de las 17:00, tras el horario de salida del colegio, se preocuparon porque el joven no llegaba y perdieron contacto con él, por lo que comenzaron a buscarlo en varias partes.

En tanto, alrededor de las 20:27, el estudiante llegó a su casa totalmente desorientado y aparentaba haber consumido alguna sustancia o bebidas alcohólicas, por lo que lo llevaron al Hospital Distrital de Minga Guazú para ser atendido.

Tras los chequeos médicos, el doctor Miguel Villar les indicó que la víctima presentaba lesiones, como mordedura en el pecho y, al despertar, comenzó a relatar todo lo que vivió al salir del colegio.

El adolescente sostuvo que, al salir de la institución educativa, se dirigió hacia la casa de un compañero para estudiar y que, al abandonar el lugar, un automóvil se le acercó y los ocupantes, todas mujeres, lo invitaron a subir, a lo cual accedió de forma voluntaria.

Una vez dentro, supuestamente, las mujeres le invitaron a beber algo y le hicieron recostar en el vehículo, donde rápidamente perdió la consciencia.

Dijo que se despertó ya dentro de una vivienda completamente desnudo y vio que las mujeres aparentemente le estaban quitando fotos, por lo que comenzó a agarrar sus cosas para escapar del lugar.

El afectado manifestó que las supuestas autoras le quitaron su billetera y que lo amenazaron de muerte, tras lo cual corrió del sitio, trepó tres murallas hasta que salió y se fue a su vivienda.

Ante todo el relato, los familiares decidieron convocar a las autoridades para hacer la denuncia y acudieron al centro asistencial agentes policiales de la Comisaría 8ª de Minga Guazú y del Puesto Policial 12°.

El caso quedó a cargo de la fiscala de turno Carolina Rosa Gadea, quien ordenó que el adolescente sea sometido a la prueba toxicológica y que luego comparezca al Ministerio Público para las investigaciones correspondientes.

El nombre de la víctima y demás datos se omiten en cumplimiento del artículo 29 del Código de la Niñez y la Adolescencia, que prohíbe la publicación de datos que permitan identificar a los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad.

Fuente UH

Array
Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!