Nació en Argentina el primer bebé gracias a la técnica de fertilidad que activa los espermatozoides

El método fue desarrollado por científicos argentinos y reproduce en el laboratorio el proceso que se da naturalmente en el tracto reproductivo de la mujer.

Un bebé nacido en Argentina es el primero que fue engendrado con una nueva técnica que activa la capacidad de fecundar de los espermatozoides, un método desarrollado por científicos argentinos que reproduce en el laboratorio el proceso que se da naturalmente en el tracto reproductivo de la mujer.

Este primer nacimiento es resultado de la prueba piloto realizada en la clínica In vitro Buenos Aires, que colabora en la investigación junto con CONICET y la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

El método, denominado HyperSperm, fue desarrollado por Fecundis, una startup de tecnología médica con sede en Argentina y en el Parc Cientific de Barcelona, que fue fundada por los investigadores Dario Krapf y Mariano Buffone, ambos del CONICET y Rita Vassena (CEO de la empresa).

Según informó Vassena, los padres son pacientes con un largo historial de infertilidad y esta técnica abre las posibilidades de un aumento de las tasas de éxito de los tratamientos de reproducción asistida.

La nueva técnica hace que el número de embriones de alta calidad a partir de espermatozoides tratados aumente un 63 %, lo que permitiría reducir a la mitad el tiempo y el costo de estos tratamientos, ya que habitualmente solo uno de cada tres acaba en nacimiento.

Vassena dijo que, históricamente se centró la atención en el óvulo, pero se demostró que la actividad del semen contribuye más allá de la fecundación y que su actividad es clave para un buen desarrollo de los embriones y del éxito de los tratamientos.

La técnica: La técnica de activación de los espermatozoides denominada HyperSperm, reproduce en los espermatozoides los mismos cambios bioquímicos que se generan de forma natural en el tracto reproductor femenino durante una fecundación espontánea.

Esto permite al espermatozoide adquirir una capacidad de movimiento llamada “hiperactivación”, que es crítica para el éxito de las fecundaciones y que, sin embargo, no se reproduce correctamente con las técnicas actuales de reproducción asistida. “En las clínicas de reproducción asistida, en general, se presta poca atención a los espermatozoides y carecemos de protocolos estandarizados de manejo del semen”, según Vassena.

Fecundis inició en 2022 un ensayo piloto en Argentina, donde desarrolla parte de su actividad, con la selección de 10 parejas infértiles, que fueron sometidas por igual a la técnica tradicional y a la innovadora. Los investigadores comprobaron que los espermatozoides tratados con HyperSperm generaron un 63 % más de embriones de alta calidad en comparación con los controles. Sin embargo, puntualizan que se trata de un estudio de tamaño y alcance limitados, mientras se preparan ensayos más amplios.

Fuente NA
Array
error: Contenido protegido!