Córdoba: Expertos en bioética analizan un posible caso de muerte digna

Se trata de un paciente de 64 años que sufrió un traumatismo de cráneo en medio de un hecho delictivo y se encuentra en estado vegetativo. Está internado desde el 12 de marzo último.

Un grupo de expertos en bioética analizan por estas horas un posible caso de muerte digna en la ciudad de Córdoba: el de un paciente de 64 años que sufrió un traumatismo grave de cráneo en medio de un hecho delictivo y permanece en estado vegetativo.

La familia del paciente que está internado en el Hospital de Urgencias desde el 12 de marzo pasado pide que se aplique lo que está vigente sobre muerte digna y dicen además tener el consentimiento informado verbalmente.

«Parecería, en lo que informa el equipo médico, que no estarían dadas las condiciones previstas en la ley de que debe ser de 12 meses para que ese estado vegetativo permanente pueda ser considerado como suficiente para retirarle los soportes vitales», explicó Armando Andruet, miembro del Comité de Bioética.

Y continuó: «Naturalmente que eso el equipo de bioética del hospital no lo comparte con otras razones que en su juicio también son suficientes y ese es el dilema sobre el cual el Comité de Muerte Digna estamos evaluando en las conversaciones de hoy con los elementos que teníamos».

En declaraciones a Cadena 3, Andruet, sostuvo «no hemos tenido esa historia clínica, motivo por el cual nos vemos un poco demorados más allá del esfuerzo que hemos colocado» y concluyó que el tema se resolverá este jueves «o eventualmente el día viernes».

El “comité ad hoc” está previsto en la reglamentación de la ley 10.058 de “Declaración de voluntad anticipada” y en la norma 10.421 (que modifica la anterior), ambas sancionadas en la provincia de Córdoba en 2012 y en 2016 respectivamente.

Según se informó, la ley establece que una persona puede decidir si quiere ser intervenido, si la medicina busca prolongarle de manera artificial la vida, y en este caso, el hombre lo había manifestado verbalmente y toda la familia firmó a favor de respetar su voluntad.

Una de las hijas del paciente relató al portal La Voz que la familia había acordado retirarle el soporte vital el sábado 10 de junio, pero cuatro días después, el equipo médico «por decisión unilateral» decidió volverle a suministrar la hidratación y la alimentación.

Fuente NA
Array
error: Contenido protegido!