Posadas: Vecino filmó a un joven abusando a un perro

Según pudo reconstruir este medio en base a fuentes policiales consultadas, en la mañana del pasado sábado, la denunciante, quien es rescatista de animales, recibió un vídeo filmado por un vecino del barrio Fátima donde se podía constatar la vejación.

Como consecuencia de una denuncia radicada el pasado sábado por una mujer de 62 años, se inició una investigación por un presunto caso de abuso sexual animal en el barrio Fátima de esta capital provincial.

Según pudo reconstruir este medio en base a fuentes policiales consultadas, en la mañana del pasado sábado, la denunciante, quien es rescatista de animales, recibió un vídeo filmado por un vecino del barrio Fátima donde se podía constatar la vejación.

Este vídeo lo recibió de un vecino anónimo, que supuestamente fue grabado el viernes, en el cual se podía ver a un hombre llamado Javier, abusando sexualmente de un perro mestizo, mencionando que el apuntado vende verduras en el barrio.

La denuncia se puso en conocimiento del Magistrado de turno, quien dispuso la realización de averiguaciones y la toma de declaración a los vecinos del barrio para obtener más información sobre el origen de la filmación.

De esas declaraciones surge el testimonio de una mujer, quien mencionó que el pasado viernes, a las 21:30 aproximadamente, un vecino le entregó una tarjeta de memoria que había sacado de su teléfono celular. Al visualizar el contenido, pudo ver el video del presunto abuso sexual animal perpetrado por Javier.

Posteriormente, fue esta misma mujer quien le entregó la tarjeta de memoria a la denunciante, siendo esta última quien acudió a la comisaría para radicar la denuncia.

Ese mismo día, personal de la comisaría procedió a la demora de Juan Javier B., de 20 años, residente de barrio Fátima, quien fue sindicado como el autor del presunto abuso sexual animal. Las mismas fuentes consultadas mencionaron que el acusado posee una discapacidad de nacimiento.

Respecto al animal que aparece en el video, una comisión policial se dirigió al domicilio de una mujer de 48 años, vecina de la misma manzana del barrio del acusado, donde se entregó una perra de raza mestiza, color negro con blanco, que fue resguardada para ser sometida a exámenes por parte del médico veterinario policial de turno.

Por disposición del juez, se instruyó una causa por maltrato animal contra el joven de 20 años. Debido a su condición de discapacidad, fue entregado a su madre para su guarda y custodia.

 

 

 

Fuente: MOL

Pan de la abuela

SEGUINOS

error: Contenido protegido!