“Alquilerazo”: a pesar de la vigencia de la Ley, en agosto prevén 110% de aumento para nuevos contratos

Los contratos que vencen este mes tendrán un ajuste superior a este porcentaje y hará cuesta arriba muchas renovaciones. Agosto plantea un escenario preocupante para los inquilinos, quienes anticipan un inminente “alquilerazo”. Los contratos que llegarán a su término durante este período están en camino de sufrir un ajuste sin precedentes que supera el 110%. La vigencia que marca la ley 27.551 para las locaciones es como mínimo de tres años y los ajustes se realizan cada año. 

Iguazú (LaVozDeCataratas)  Este aumento, que se prevé afecte a muchas renovaciones contractuales, establece un desafío significativo. Además, el costo mensual estimado, que excederá los 150 mil pesos junto con los gastos comunes, parece inaccesible para muchos presupuestos familiares.

Este pronunciado salto en los costos se debe a la implementación del Índice de Contratos de Locación (ICL), calculado diariamente por el Banco Central. Este incremento del 110%, marcado como un récord para el año 2023, prefigura un escenario de futuras negociaciones tensas entre propietarios e inquilinos, ya que se espera que el costo promedio de los alquileres supere los 150 mil pesos mensuales.

En un intento por enfrentar la perspectiva de un pago mensual de 150 mil pesos, los ingresos familiares deberían triplicarse, alcanzando la considerable suma de 450 mil pesos para mantener la solvencia financiera. Sin embargo, esta proyección se desvanece ante la realidad, ya que según el economista Antonio Aracre, el salario promedio registrado en Argentina se sitúa en torno a los 215 mil pesos, una cifra insuficiente incluso para cubrir la canasta básica, valuada en 246 mil pesos.

La situación se complica aún más debido al conflicto que ya está emergiendo entre las partes involucradas, motivado por los montos en cuestión. Ante esta coyuntura, la ONG Hábitat para la Humanidad Argentina ha lanzado un llamado para que se incluya el concepto de “alquiler social” en las propuestas políticas.

El mercado de alquileres ya había experimentado una reducción considerable en la oferta de departamentos en julio, lo que resultó en un aumento del 11,3% en los precios. En un período de siete meses, los precios acumulan un incremento del 89,6%, superando en un 50% el índice de inflación para el mismo lapso.

Frente a la amenaza de incrementos significativos, muchos inquilinos han iniciado la búsqueda de alternativas. Sin embargo, se han encontrado con un mercado en el que la oferta de propiedades disminuye progresivamente, mientras que la demanda continúa en aumento.

Uno de los problemas más acuciantes en el mercado de alquileres ha surgido en relación con la renovación de los contratos firmados en julio de 2022, ya que estos enfrentan un aumento del 104%, superando el récord de incremento de tres dígitos alcanzado el mes anterior.

La vigencia que marca la ley 27.551 para las locaciones es como mínimo de tres años y los ajustes se realizan cada año. Antes, se arrancaba con un valor establecido previamente, que se dividía por los 24 meses de duración del alquiler y, en general, se pactaba con subas semestrales.

Uno de los cambios de la legislación última se refirió al monto previo que se exige para comenzar un contrato: mes anticipado y el depósito de garantía, que no deben superar el mes de la locación.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!