Itaipú: Empleados avistaron osos hormigueros en el área

Se vio en las áreas protegidas de la planta, que comprenden alrededor de cien mil hectáreas de Mata Atlántica.

Un oso hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla), un animal en riesgo de extinción, también llamado jurumi, fue visto por empleados de la División de Áreas Protegidas de Itaipú el miércoles (26), en una de las áreas de conservación de Binacional, que comprenden cerca de cien mil hectáreas de Mata Atlántica en Brasil y Paraguay.

El mamífero se registra más en el cerrado, pero, aunque también vive en el Bosque Atlántico, rara vez se ve en este bioma, en el que se insertan las áreas protegidas de Itaipú. «Esto hace que el avistamiento sea un buen indicador de la calidad del medio ambiente», explica el veterinario Pedro Henrique Ferreira Teles (MARP. CD).

Según él, «encontrar un animal de este tamaño en un área protegida de Itaipú demuestra que los bosques de la planta proporcionan alimento, seguridad y refugio para especies en peligro de extinción, promoviendo la vida silvestre en los refugios».

También según el veterinario, el avistamiento de esta especie es de gran importancia para Itaipú, precisamente porque es un animal clasificado como vulnerable. «Esto demuestra que la biodiversidad de nuestros refugios se está expandiendo lo suficiente como para acomodar a los animales sensibles a los cambios ambientales», dice Teles.

El oso hormiguero gigante es un mamífero conocido por su imponente tamaño y su cola con pelo largo que se asemeja a una bandera. En un ecosistema, es importante por su capacidad para ingerir 60.<> termitas al día, siendo un excelente controlador de plagas, y para abrir caminos y senderos que luego pueden ser utilizados por otros animales. Además de destruir los troncos en descomposición, al buscar larvas, los osos hormigueros gigantes contribuyen a la limpieza y descomposición del material leñoso en los bosques.

La supervivencia de esta especie se pone constantemente en riesgo tanto por la pérdida y degradación de su hábitat natural como por la caza ilegal, los incendios forestales y los atropellos, entre otros. Estos factores contribuyen a que el oso hormiguero gigante esté presente en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), con un grado de riesgo de extinción y peligro de desaparición de la naturaleza.

Itaipú Binacional optó por no revelar el nombre del área protegida en la que fue avistado el animal, como una forma de protegerlo de posibles cazadores.

La planta contribuye de dos maneras principales a la protección de la fauna. Una de ellas es la conservación ex-situ, que se realiza bajo el cuidado directo del Refugio Biológico Bela Vista, con la reproducción de animales casi extintos en la vida libre de la región, como jaguares, arpías, jacutingas y paujiles, entre otros. Estas especies son cuidadas para que en el futuro puedan ser devueltas a sus hábitats naturales.

El otro es la conservación in situ, un trabajo en el medio nativo, como la restauración forestal. El bosque se reconstruye para que los animales tengan la capacidad de sobrevivir y reproducirse, contribuyendo al retorno de especies raras y al aumento de la biodiversidad de la región.

La contribución de Itaipú a la conservación de la biodiversidad en la región fronteriza es reconocida por varias organizaciones nacionales e internacionales. Las áreas protegidas por la binacional tienen el estatus de Reserva de la Biosfera, avalado por el Programa «El Hombre y la Biosfera» (MaB) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). La Fundación SOS Mata Atlântica señala que la empresa es la principal responsable de la regeneración de este bioma en Paraná, alcanzando casi el 30% de la recuperación observada en el estado en los últimos 30 años.

 

 

 

Fuente Portal de la Ciudad

 

 

 

 

 

 

 

SEGUINOS

error: Contenido protegido!