Cayó una banda que lavaba dinero y tenía vínculos con una importante organización narco de Brasil

Se realizaron 40 allanamientos en CABA, el conurbano bonaerense y Mendoza en los que se incautaron sumas millonarias, además de 15 billeteras virtuales con USD 50 mil en su haber. Hay tres detenidos

La Policía Federal Argentina (PFA) desbarató una banda criminal que se dedicaba al lavado de fondos a través de criptoactivos y tenía vínculos con el Comando Vermelho, una reconocida organización narco de Brasil. Hay tres sospechosos detenidos. La investigación del caso se inició a partir de una denuncia de la Procuraduría de Criminalidad Económica y el Lavado de Activos (PROCELAC).

En el marco de la causa, se realizaron recientemente 40 allanamientos en domicilios de la Ciudad de Buenos Aires, del conurbano bonaerense y de Mendoza. En los operativos se encontraron 65 millones de pesos, 160 mil dólares, 25 mil euros, 30 mil reales y 1500 francos suizos. Todo el dinero fue secuestrado al igual que 15 billeteras virtuales con 50 mil dólares en su haber. Además, en los procedimientos se incautaron seis vehículos de alta gama y armas de fuego.

Fuentes del caso comunicaron que esta organización utilizaba testaferros y había elaborado un circuito fluido de prestaciones, montando empresas falsas y operando en “cuevas” financieras del microcentro porteño. La encabezaban M.C.S. —un ciudadano de nacionalidad brasileña al que en su entorno llamaban “El Jefe”— y su pareja, N.P.D. El presunto líderes es un conocido de la Justicia del país vecino. Tiene antecedentes en maniobras de lavado de activos y su nombre aparece en al menos tres causas.

Hace unos años, M.C.S. fue señalado como supuesto propietario de una entidad de asesoría financiera de Brasilia, que promocionaba el traslado de jóvenes universitarios a Argentina con fines de estudios. De acuerdo a esa investigación, por medio de este mecanismo comercial, el acusado y su banda habrían movido sumas millonarias en reales, dinero procedentes del tráfico de drogas en la comunidad do Brejal, donde opera el Comando Vermhelo. N.P.D. también figura como acusada en este expediente. Los antecedentes datan desde 2019.

En el causa judicial en Argentina, la investigación está a cargo del fiscal Fernando Domínguez, de la Fiscalía Federal N°2 de San Isidro y ante el Juzgado Federal N°1 del mismo distrito que conduce Sandra Arroyo Salgado.

Los investigadores detectaron depósitos, transferencias, cambio de divisas, créditos mutuos y operatorias con poderes certificados por notarios de confianza del núcleo criminal. Con estas herramientas legales, el cabecilla autorizaba a operar en su nombre a los comúnmente denominados testaferros, tanto en temas administrativos como en aspectos civiles (compra venta de autos, empresas, viviendas, terrenos, etc.).

Habiendo desarrollado un patrimonio abultado rápidamente, sin ningún aval legal declarado a nivel nacional, las sospechas hacia M.C.S. y su familia se hicieron cada vez más evidentes por el elevado nivel de vida que llevaban: vivían en un country del norte bonaerense y se movilizaban en vehículos de lujo.

Uno de los vehículos secuestrados en el marco de la investigaciónUno de los vehículos secuestrados en el marco de la investigación

Con el paso del tiempo, mientras era rastreado por el Departamento Operaciones Contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Narcotráfico de la PFA, “El Jefe” se volcó hacia el mercado vitivinícola, con una empresa en Mendoza que realizaba envíos de vinos a Brasil y Francia. También sumó nuevos socios criminales. Uno, identificado como E.D.M., llegó desde el país vecino al igual que él y a poco de ingresar a Argentina, consolidó una fuerte estructura dedicada a la compra/venta de activos virtuales.

Los detectives de la fuerza federal se involucraron en el mercado criptográfico para poder obtener direcciones de las cuentas o subcuentas con las que operaba la banda criminal. Una vez individualizados los sospechosos, el Juzgado ordenó la serie de allanamientos, que se llevaron a cabo ayer.

Los sospechosos llevaban un alto nivel de vidaLos sospechosos llevaban un alto nivel de vida

Además de las detenciones y del secuestro de elementos, “por disposición judicial se procedió a trabar embargo en todas las cuentas bancarias, inhibición de todos los bienes, congelamiento y bloqueo de cuentas de criptomonedas de más de 22 personas, como así también se dispuso la clausura de seis oficinas ubicadas en el microcentro porteño utilizadas para el intercambio ilícito de cryptoactivos y/o divisas extranjeras”, informaron las fuentes.

Toda la documentación incautada está ahora bajo análisis. En la investigación no se descartan nuevos allanamientos y detenidos.

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!