Lanús: Un kinesiólogo violó a una mujer de 85 años con Alzheimer y fue descubierto por una cámara de seguridad

El ataque sexual fue visto, mientras ocurría, por una hija de la víctima que había instalado el sistema de videovigilancia en el inmueble

Una mujer adulta mayor, de 85 años, que tiene mal de Alzheimer, fue víctima de una violación por parte del kinesiólogo que había ido a asistirla luego de una caída que había sufrido. El ataque sexual fue visto, mientras ocurría, por una hija de la víctima que había instalado cámaras de seguridad en el inmueble.

A raíz de un avanzado cuadro de demencia senil, la mujer de 85 años sufre un deterioro físico y cognitivo que no le permite discernir, tampoco puede movilizarse con normalidad, sino que utiliza un bastón trípode como apoyo y requiere de ayuda para realizar tareas cotidianas. En este contexto, la señora sufrió una caída que le ocasionó una lesión en la zona lumbar, por lo que debió iniciar un tratamiento de kinesiología. Es de esta manera que el violador entró en contacto con la víctima.

Dado el estado general de su madre, Cristina colocó cámaras de vigilancia para poder monitorearla, ya que además de su enfermedad, la mujer perdió gran parte de su audición y en ocasiones le resultó difícil comunicarse con ella.

El kinesiólogo detenido

El kinesiólogo detenido

El hecho sucedió en la casa que la señora comparte con su hija Cristina en Lanús Este, mientras estaba al cuidado de una enfermera. A mediados de julio, mientras estaba trabajando, decidió ver cómo estaba su madre a través de las cámaras. En ese momento, observó que el kinesiólogo, Julio César D. estaba en la habitación de la mujer con los pantalones bajos y violaba a la mujer, sin que ella pudiera decidir voluntariamente el acto.

Ante este episodio, Cristina llamó a la enfermera que se encontraba en la cocina y le pidió que auxilie a su madre. El hombre, que ya había concretado la violación, entró en estado de alerta, se acomodó la ropa y escapo rápidamente del domicilio.

Luego de la denuncia y como resultado de una intensa tarea de investigación, el kinesiólogo fue aprehendido en Monte Chingolo y quedó a disposición de la justicia bajo la carátula de “abuso sexual con acceso carnal”.

La causa está a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº8, a cargo de Mariela Verónica Montero y la Juez Estela del Carmen Mollo del Juzgado de Garantías Nº2 del departamento Judicial Avellaneda – Lanús.

Fuente LN

SEGUINOS

error: Contenido protegido!