Parque Patricios: Golpearon a un policía de la Ciudad y quisieron matarlo con su arma, pero ocurrió un hecho milagroso

La violenta secuencia empezó en Parque Patricios y los tres delincuentes fueron detenidos poco después en Nueva Pompeya.

Un policía de la Ciudad fue víctima de un violento asalto este martes cuando circulaba en su auto por el barrio porteño de Parque Patricios. Dos delincuentes lo interceptaron, lo golpearon hasta que cayó al piso e intentaron asesinarlo con su propia arma reglamentaria, pero su suerte cambió de repente y salvó su vida de milagro.

Los ladrones gatillaron varias veces pero las balas no salieron. Entonces, corrieron hasta el coche en el que un tercer cómplice los esperaba como “campana” y huyeron del lugar. Unas horas más tarde, en medio de un importante operativo cerrojo desplegado por la policía, la banda cayó en Nueva Pompeya.

De acuerdo a la reconstrucción, la secuencia empezó en la calle Pepirí al 500, frente a la plaza José C. Paz. La víctima, vestido de civil, iba a bordo de un Chevrolet Onix cuando se cruzó con un hombre y una mujer, que le hicieron ademanes de que estaban armados para que detuviera su marcha.

Cuando el agente se detuvo, le pegaron en la cara con un objeto contundente tan fuerte que casi perdió la consciencia por el golpe y los delincuentes aprovecharon ese estado de vulnerabilidad para sacarlo a la rastra del auto.

Los asaltantes le quitaron el arma reglamentaria al policía, que ya estaba tendido en el suelo, e intentaron dispararle varias veces sin éxito, hasta que finalmente desistieron de sus intenciones y huyeron en un Peugeot 206 que conducía un tercer delincuente.

Los tres delincuentes fueron detenidos en Nueva Pompeya. (Foto: gentileza Infobae).
Los tres delincuentes fueron detenidos en Nueva Pompeya. (Foto: gentileza Infobae).

En minutos, los policías que intervinieron en el operativo modularon la descripción y la patente del auto en el que escaparon los asaltantes y, poco después, un agente reconoció el vehículo de los sospechosos y el lugar en donde habitualmente lo estacionaban, dentro del Barrio Espora, un complejo de monoblocks de Nueva Pompeya.

Así, los policías que estaban en la zona desplegaron un operativo cerrojo y dieron con los ladrones, que intentaron volver a escapar pero fueron detenidos de inmediato. A su vez, los efectivos también recuperaron el arma reglamentaria que le habían robado a la víctima.

En cuanto al policía asaltado, se supo que sufrió un traumatismo de cráneo facial y fue dado de alta tras pasar algunas horas en observación. Interviene en la causa la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 36.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!