Incidente con intento de primeros auxilios: Un llamado a la prudencia

En la mañana de hoy viernes, un inusual incidente tuvo lugar en las calles de Iguazú, donde bomberos voluntarios acudieron a un llamado de emergencia que desencadenó una serie de eventos sorprendentes y un valioso recordatorio sobre la importancia de proceder con prudencia en situaciones de auxilio.

Iguazú (LaVozDeCataratas)  El hecho ocurrió en las inmediaciones de la Ferinha, sobre la calle Félix de Azara, cuando se reportó la presencia de una persona tendida en la cinta asfáltica. Al llegar al lugar, los bomberos se encontraron con dos hombres, ambos con lesiones en los dedos, específicamente lesiones contusas. Uno de ellos tenía una herida en el dedo medio de la mano izquierda, y el otro presentaba una herida contusa en el dedo índice de la mano derecha.

De acuerdo con las primeras investigaciones, un individuo intentó auxiliar a la persona que yacía en el suelo, aparentemente sufriendo convulsiones. En su intento de ayudar, este buen samaritano optó por un enfoque poco convencional al cortarle el dedo medio de la mano izquierda con un vidrio. Sin embargo, al ver que su acción no tenía el efecto deseado y que la víctima continuaba convulsionando, decidió introducir su dedo índice de la mano derecha en la boca de la persona afectada, resultando en una mordida de consideración.

El hombre que recibió la mordida fue atendido por los bomberos. Sorprendentemente, explicó que creía que era una técnica de primeros auxilios que había aprendido. Aunque su intención de ayudar, el resultado fue una lesión adicional para la víctima que ya estaba en una situación delicada.

Después de recibir los primeros auxilios, la persona que convulsionaba, un hombre mayor de edad, fue trasladado al Hospital Samic para recibir la atención médica necesaria.

Este incidente sirve como una advertencia importante para la comunidad en general. Los bomberos voluntarios de Iguazú enfatizan la importancia de no realizar maniobras riesgosas o invasivas en situaciones de emergencia, a menos que se cuente con el entrenamiento y conocimiento adecuados. Además, aclaran que la creencia común de que introducir un dedo en la boca de una persona para evitar que trague su lengua es un mito peligroso. Hacerlo puede resultar en una mordida, como se evidenció en este caso, y puede empeorar la situación.

Es fundamental recordar que en situaciones de emergencia, la prioridad debe ser llamar a profesionales de la salud o servicios de emergencia. Las maniobras de auxilio realizadas por personas no capacitadas pueden agravar las lesiones o el estado de la víctima. Evitar la introducción de objetos, como bolígrafos o cucharas, en la boca de una persona es crucial, ya que esto puede causar lesiones en la dentadura y complicar aún más la atención médica necesaria.

En este incidente, trabajaron en conjunto bomberos voluntarios de Iguazú, el servicio de emergencias médicas 107, la Policía de Tránsito de la Municipalidad y la Policía de la Provincia, demostrando la importancia de la colaboración en situaciones de emergencia.

 

.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!