Posadas: Se realizó la Marcha del Orgullo por la defensa de derechos

La convocatoria arrancó a las 16 en el Mástil de la avenida Mitre y culminó en la plaza 9 de Julio donde se llevó a cabo un festival. Se presentaron reclamos y celebraron logros.

Con una movilización llena de color y política, se realizó en esta ciudad la Marcha del Orgullo bajo el lema “¡Ni un paso atrás! ¡La deuda es con nosotres!”. Arrancó a las 16 en el Mástil de la avenida Mitre desde donde se trasladaron hacia la plaza 9 de Julio donde se llevó a cabo un festival.

La iniciativa, que coincidió con un año electoral crítico, resaltó la importancia histórica de la participación ciudadana para la defensa de los derechos de la comunidad LGBTIQNB+ (lesbianas, gays, bisexuales,travestis/transgéneros/transexuales, intersexuales, queers, no binaries y otras identidades).

Fue organizada por asociaciones civiles de la diversidad sexo-genérica y activistas independientes que integran la Comisión Organizadora de la Marcha del Orgullo en Posadas (COMOP) en el marco de la celebración de la diversidad sexual y de género de Argentina.

En este contexto, el presidente de la asociación Civil “Somos Diverses”, explicó  que el lema este año “tiene que ver un poco con esto que nos vienen vendiendo que los planes, las ayudas sociales para mujeres y para las diversidades, el Plan Acompañar y la ley de Identidad de Género que establece el acceso gratuito a tratamientos de hormonización o cirugías son cuestiones que desgastan el presupuesto del Estado”.

“Hay como un avance de un discurso de parte de un sector político, para quitar todo eso que considera gasto público y nosotros entendemos que la deuda es con el pueblo argentino, las mujeres y las disidencias y no se tiene que recortar ese tipo de cuestiones”, apuntó.

A todo esto, advirtió que todavía quedan muchos derechos por conquistar por parte de la comunidad LGBTIQNB+ y precisó que de acuerdo a las estadísticas “las personas trans tienen un promedio de expectativas de vida aproximado de entre 35 y 40 años”. “Esto se debe a una gran cantidad de cosas, a la exclusión del hogar a edades muy tempranas cuando uno decide salir del closet o vivir su identidad de género conforme a como se autopercibe, al bullying en las escuelas, a la falta de acceso al trabajo formal, la mayoría de las chicas trans hoy están en situación de prostitución o ejerciendo el trabajo sexual. Entonces, hay un montón de cosas que todavía faltan para que esa igualdad legal que está plasmada en las leyes se torne en una igualdad real de oportunidades”, asestó.

A su turno, el activista independiente Roema Bareiro detalló que se reunieron “en conmemoración de la fundación de la primera organización LGBTIQNB+ de la Argentina, que se llamaba Nuestro Mundo, fundada a finales del 67”.

En consecuencia, a este hecho, explicó que “a lo largo de todo el país durante noviembre se hacen distintas marchas en reivindicación y reclamo de los derechos básicos para nuestra comunidad de las personas de la diversidad sexual y de género”.

Indicó que el lema tiene que ver con “no dar ni un paso atrás hablando de todos aquellos derechos adquiridos, construidos y reconocidos desde la normativa legal, para no volver hacia atrás y que no nos quiten nuestros derechos”, manifestó. A su vez, enfatizó la necesidad de “la aplicación efectiva de la ley en el ámbito social y práctico, con más reconocimiento de derechos y con más garantías de la implementación de estos marcos normativos”.

Observó a su vez que Misiones todavía no adhirió a la Ley N° 27.636 de Acceso al Empleo Formal para personas Travestis, Transexuales y Transgéneros la cual es “una herramienta legal que nos da la posibilidad de promover mayor cantidad de ingresos a organismos públicos”. No obstante, consideró que también se está haciendo énfasis en la posibilidad del cupo laboral trans, travesti y no binario dentro del ámbito privado. “Misiones es la provincia con el mayor porcentaje de empleo privado entonces debemos fortalecer ese ámbito”, asestó.

Por su parte, el representante de la recientemente creada área de Diversidad de la CCC, Kevin González, contó que estaban muy contentos de participar de la Marcha del Orgullo. “Estamos en un momento bastante crítico y la marcha es un movimiento político. Vinieron muchas asociaciones, organizaciones, activistas independientes y autoconvocades de toda la provincia”, cerró.

Fuente Primera Edición
Iplyc

SEGUINOS

Iplyc
error: Contenido protegido!