Leandro N. Alem: Denunciaron que un hombre sufrió abuso sexual en grupo por otros presos

La víctima, de sexo masculino, se encontraba recluida en la seccional primera de dicha localidad. Según indicaron en la denuncia, el hombre habría sido abusado por varios otros detenidos. Habría sido trasladado a la localidad de Dos Arroyos.

Un estremecedor caso de abuso sexual sacudió en las últimas horas a la localidad de Leandro N. Alem. Y es que según denunció una familia, un hombre que se encontraba detenido en la comisaría seccional primera de dicha localidad habría sido abusado por un grupo de otros internos.

Liliana S., esposa de la víctima, brindó su testimonio al medio local Alem News, donde relató lo sucedido.

“Nosotros nos enteramos de todo ayer domingo cuando le traje comida y lo vine a ver. Cuando me hicieron pasar, vi que no estaba bien, estaba llorando. Él nunca salía llorando, sí después de hablar un rato podía ser que llorase, pero lo vi muy mal y ahí le pregunté qué pasaba”, comentó.

“Al principio no quería contar nada, pero se puso mal y le pedí que tuviera confianza, que me cuente. Ahí fue cuando él me dijo que los mismos detenidos que están ahí adentro abusaron de él”, reveló la mujer.

Además de los abusos, el hombre habría sido constante víctima de amenazas, siendo la principal una cuota de dos paquetes de cigarrillos diarios para no ser ultrajado, según confirmó la propia esposa de la víctima.

“Si no les traía, amenazaban con pegarle y le sacaban las cosas. Le ‘judeaban’ a la noche por no poder cumplir con la cuota de ese día”, relató.

Entre las amenazas más agraviantes, resalta el “castigo” al que sería sometido por no entregar los pedidos: práctica de sexo oral a otros detenidos.

Nélida S., hermana de la víctima, fue otra de las que se pronunció acerca del hecho y reveló que, al interrogar al jefe de la comisaría, manifestó en primera instancia que “no estaba al tanto de la situación”, para luego indicar que, como el hecho había sucedido hace tiempo, “no se podía hacer nada”.

“Le pedimos una copia de la nota que se hizo al hacer la denuncia y nos dijo que no se podía dar”, indicó.

Incluso resaltó que el hombre fue llevado al hospital local sin conocimiento de la familia, quienes esperaban un traslado a Oberá. Es en esa revisión médica donde se constató un sangrado con desgarro anal, producto de las vejaciones a las que fue sometido.

Respecto a las demandas de los detenidos, la mujer señaló que ya durante las visitas regulares, el hombre se veía sometido a amenazas psicológicas, puesto que era emparejado junto a “Pitana”, su principal abusador.

“A nosotros nos sentaban en una mesa y al costado lo ponían a este ‘Pitana’. Es un peligro porque según él no tiene nada que perder y si quiere lo mata. Él es quien lo vive amenazando y nosotros tenemos miedo de que nos pueda hacer algo. Él quiere escaparse de acá, por eso hacía todo esto”, manifestó la mujer.

Otra de las complicaciones que enfrenta la familia ahora es el traslado del detenido a otra seccional en Dos Arroyos.

“Es complicado porque es retirado de acá y hay que pagar para viajar porque es en Dos Arroyos. En este momento estará pasando hambre porque no creo que ya le den comida y no sé por qué lo llevaron tan lejos”.

Además, hizo especial énfasis en la velocidad del traslado: “cuando supimos que lo iban a trasladar, mi hermana pasó por la comisaría para preguntar que si necesitaba comida y ya no estaba. Urgentemente lo llevaron y se ve que están ocultando algo”, señaló.

Sin embargo, ahora surgen nuevas interrogantes puesto que la propia familia no tiene la certeza de que el detenido efectivamente se encuentre recluido en Dos Arroyos.

“Queremos justicia, porque no nos mintieron y se lo llevaron. Nos dijeron que mañana iban hacer los estudios y ya tenían todo hecho; quisimos llevarle comida y la comida, pero ya no estaba más y no sabemos nada de él. Debe estar sin comer, todo el día con este calor y necesitamos saber si es cierto que lo llevaron allá”, completó.

Se espera que, en las próximas horas, el cuerpo forense tome acción en la causa.

Fuente MOL

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!