Claypole: Detuvieron a expolicía, chofer de una combi escolar, por haber abusado de su sobrina y otra nena

El oficial retirado de 59 años estaba prófugo. Fue atrapado este miércoles en Claypole, después de ser rastreado por la SUBE.

Un expolicía que manejaba una combi escolar fue detenido este miércoles en la estación Claypole, acusado de haber abusado de dos nenas de 13 años a las que llevó al colegio durante seis años. Estaba prófugo y la Bonaerense lo atrapó en una parada de colectivos, después de un seguimiento a través de su tarjeta SUBE.

Para la Justicia, el oficial retirado de 59 años, identificado con las iniciales O. E. S., sometió sexualmente a su sobrina y a una compañera de colegio de ella “en reiteradas oportunidades”. Después de meses de investigación, pudieron ver que el hombre se movía en colectivo por la zona sur del Conurbano. Tras ser arrestado, fue llevado a una comisaría y será indagado el jueves en la fiscalía N°9 de Lomas de Zamora.

La denuncia fue radicada el 23 de mayo del 2023 por la mamá de una de las nenas, quien dijo que su hija. cuando tenía 7 años, le contó que su tío abusó de ella y de su amiguita de la misma edad. Actualmente, las nenas tienen 13 y ambas pudieron contar en Cámara Gesell el calvario que habrían vivido durante al menos 6 años. Su testimonio fue clave para el arresto.

Según consta en la denuncia, el hombre era quien las llevaba al colegio en una combi escolar que comenzó a manejar después de jubilarse de la fuerza. Además, de acuerdo a la información oficial, en su momento tenía la guarda temporal de su sobrina.

El modus operandi era perverso: una de las víctimas describió que les ofrecía regalos, paseos y hacía reuniones en su casa con la intención de ganarse su confianza. De esta forma, el expolicía pudo concretar los abusos, tanto en su domicilio, como en el transporte escolar.

La investigación recayó en la UFI N°9 especializada en violencia de género de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Sebastián Biscart, quien ordenó la inmediata detención del acusado. Sin embargo, cuando lo fueron a buscar a principios de año, ya se había fugado.

Con la ayuda de la Superintendencia de Investigaciones de Delitos Complejos y Crimen Organizado y la Dirección de Investigaciones de Trata de Personas de la policía de la provincia de Buenos Aires, la fiscalía descubrió que Soto se olvidó de un detalle clave: seguía usando la tarjeta SUBE que estaba a su nombre. Así, lograron rastrearlo para ver por donde se movía.

El hombre fue visto viajando en colectivo por el Conurbano. (Foto: captura TN)
El hombre fue visto viajando en colectivo por el Conurbano. (Foto: captura TN)

De acuerdo al seguimiento, se movilizaba en distintos colectivos de la zona de San Francisco Solano, en el partido de Quilmes, de Claypole, en el partido de Almirante Brown, y en la zona de Gobernador Monteverde, en el partido de Florencio Varela. Los policías montaron una vigilancia diaria en las paradas y buscaron en las cámaras de seguridad de los lugares por donde había estado.

Finalmente, este miércoles los investigadores vieron que el expolicía se había subido a un colectivo de la línea 514, en calle El Malambo y La Tranquera. Uno de los efectivos que estaba trabajando en el operativo lo siguió en un patrullero y lo detuvo cuando el hombre bajó en la estación de Claypole.

Está acusado de “abuso sexual gravemente ultrajante con acceso carnal, agravado por haber sido cometido contra una menor de 18 años de edad, aprovechando la situación de convivencia preexistente y por encontrarse el imputado a cargo de la guarda, en concurso real”.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!