Naipi y Tarobá: la historia de amor que inspira a propuestas de matrimonio al pie de los saltos

En el corazón de las Cataratas del Iguazú, cuenta la leyenda que en las aguas cristalinas del río habitaba una serpiente gigante, un dios guardián llamado Mboí, hijo de Tupá. Pero esta historia no se trata solo de la serpiente y su furia, sino del amor apasionado que surgió entre dos almas destinadas a estar juntas.

Iguazú (LaVozDeCataratas-Kelly Ferreyra) Naipí era una hermosa doncella, la elegida para el sacrificio anual que las tribus guaraníes ofrecían a Mboí. Pero cuando Tarobá, un joven cacique de una tribu vecina, la vio por primera vez, su corazón se detuvo ante tanta belleza. Desde ese momento, juró protegerla y salvarla del destino cruel que le esperaba.

Con valentía y determinación, Tarobá decidió desafiar a los ancianos de su tribu y rescatar a Naipí de su terrible destino. En la oscuridad de la noche, cargó a Naipí en su canoa y juntos emprendieron una huida desesperada por el río. Pero la furia de Mboí no tenía límites, y en un acto de ira divina, creó las imponentes Cataratas del Iguazú para atrapar a los amantes y separarlos para siempre.

Sin embargo, el amor verdadero siempre encuentra una manera de unir a las almas destinadas. Hoy en día, las parejas eligen el pie de los saltos de agua como escenario para sus propuestas de matrimonio y bodas, inspiradas por la eterna unión de Tarobá y Naipí. Es en este lugar mágico donde el poder del amor trasciende las barreras del tiempo y el espacio, y donde las parejas encuentran la promesa de un amor eterno, bajo el arco iris que une sus corazones para siempre.

Mas información aquí

Fotos: Iporã Lenda Show, Foz de Iguazú

 

Array
Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!