Córdoba: Hallaron muerta con una tijera en el cuello a una mujer de 87 años, sospechan de su nieto

La víctima fue identificada como Élida Victoria Bustos. De acuerdo al testimonio de los vecinos, el acusado había amenazado a su abuela días atrás.

Una mujer de 87 años fue encontrada muerta este lunes en su casa en Córdoba y el principal sospechoso del salvaje asesinato es su nieto de 26 años.

El hecho ocurrió este mediodía en una vivienda ubicada en León Pinelo al 2700, en el barrio cordobés Ampliación Rosedal. La víctima fue identificada como Élida Victoria Bustos.

Según indicaron fuentes de la investigación, un hijo de la víctima volvió de trabajar y fue quien descubrió la escalofriante escena en la cocina de la casa: la mujer estaba tendida boca arriba en el suelo, con una tijera clavada en el cuello y agonizaba.

En medio de una crisis de nervios, el hombre comenzó a pedir ayuda a los gritos y minutos más tarde llegaron patrullas policiales que verificaron lo que sucedía y pidieron una ambulancia.

En ese sentido, los investigadores detallaron que había grandes manchas de sangre por todo el lugar y había desorden en las habitaciones.

El barrio, conmovido por el crimen de Élida. (Foto: Gentileza El Doce/ Mateo Lago)
El barrio, conmovido por el crimen de Élida. (Foto: Gentileza El Doce/ Mateo Lago)

Tras conocerse el aberrante episodio, el barrio se mostró conmocionado por la muerte de Élida. Si bien no presenciaron el crimen, hay testigos claves que señalaron al nieto de Bustos como el presunto homicida.

Una joven vio al sospechoso esta mañana en la vivienda donde ocurrió el hecho. Otra vecina advirtió que el mismo joven estuvo allí el sábado. De acuerdo a su testimonio, observó cómo provocaba daños en una ventana y amenazaba a su abuela.

Interviene en la causa el fiscal de Violencia Familiar, Pablo Cuenca Tagle, que tiene a su cargo la investigación y se hizo presente en el domicilio para comenzar la investigación.

Además de las declaraciones de los testigos, el fiscal ordenó la recolección de cámaras de seguridad públicas y privadas de la zona, mientras personal de Policía Judicial realiza pericias en el lugar y determina si faltan pertenencias. Una de las grandes sospechas están vinculadas a un posible robo de dinero por parte del sospechoso.

Array

SEGUINOS

error: Contenido protegido!