Mercosur: Un llamado secreto de la Unión Europea congela el acuerdo

Una comunicación telefónica de un funcionario clave cierra las posibilidades de avanzar hasta fin de año. El proteccionismo está de vuelta y la canciller se llevó de Italia una pequeña muestra de realidad.
La Unión Europea le comunicó al Mercosur que se corre de las negociaciones por el acuerdo de libre comercio, al menos hasta el último trimestre del año. Ámbito pudo corroborar por tres fuentes de la negociación un llamado que se dio al más alto nivel diplomático y que confirmó el cese temporal de la discusión. Se trata de un contacto telefónico entre el comisario de Comercio y vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, y el canciller de Brasil, Mauro Vieira. Nuevo revés para la estrategia de Diana Mondino que recibió una dosis de pragmatismo en Italia.

Pese a los intentos de acelerar la “simbólica” firma del acuerdo Unión Europea – Mercosur, en las últimas horas quedó descartado que se pueda mostrar algún tipo de avance. Fuentes de la negociación confirmaron a Ámbito que “la UE se corrió del diálogo al menos hasta septiembre porque entra en un complejo proceso electoral para conformar la nueva Comisión”.

Hasta este momento, la Comisión tenía mandato para acelerar las negociaciones, pero en el contexto de crecientes protestas del sector agropecuario, que tuvieron a Francia como epicentro, prefieren mantener esa discusión al margen hasta tanto se realice el cambio de autoridades. Así se lo hizo saber a Lula Da Silva el actual comisario de Comercio y vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, por intermedio de un llamado telefónico que realizó días atrás al canciller brasileño Mauro Vieira.

Según pudo reconstruir este medio, una posición similar le manifestó el canciller francés Stéphane Séjourné a la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino. El diplomático europeo, remarcó incluso que “el acuerdo en el estado en el que se encuentra no va a pasar porque no es satisfactorio” y dijo: “Vamos a seguir trabajando, podemos encarar otro tipo de acuerdo en aspectos económico, cultural y otros en particular”.

Las elecciones para el parlamento europeo se realizarán en junio próximo, pero el comienzo de las sesiones serían recién en septiembre. Por lo que el nuevo cuerpo de comisarios podría definirse recién en noviembre y en tal caso, a partir de allí retomar las negociaciones que Francia a esta hora da por sepultadas.

Al margen de las afinidades políticas o ideológicas, el mundo se reconfigura de una forma distinta a la que esperarían el presidente Javier Milei y su canciller Diana Mondino. Los procesos de reshoring, nearshoring y friendshoring son cada vez más frecuentes y los tratados de libre comercio, más acotados. El proteccionismo está de vuelta.

El último viaje a Italia quizás sirva como un baño de realidad. Un empresario que participó de la gira contó que Mondino se mostró muy entusiasmada por la afinidad entre Milei y la primera ministra Georgia Meloni, a quienes calificó como dos “líderes liberales”.

Con esa misma impronta, la funcionaria argentina le propuso al Ministro de Agricultura de Italia, Francesco Lollobrigida, levantar todo tipo de barreras para abrir el mercado a los productos agropecuarios argentinosLa respuesta del italiano fue contundente: “Todo muy bien, pero yo primero tengo que proteger a mis pequeños productores que son los que generan empleo”, lo escucharon decir.

Así le dejó en claro que el ingreso de productos argentinos, no es una prioridad para Italia, que tiene menos márgenes de competitividad en ese sector. El experimentado líder de negocios, lo calificó como “una necesaria dosis de pragmatismo” para la ministra. De todas formas. consideró a la gira como “muy positiva” y tuvo palabras de elogio para la canciller que “habló en tres idiomas” y “vendió muy bien las oportunidades que Argentina presenta”.

Fuente Ámbito

Array
error: Contenido protegido!