Córdoba: En medio de la ola de robos de cables, desarticularon dos locales y secuestraron más de $800.000 en bronce

La Policía informó que solo en uno de los lugares dedicados a la compraventa de metales hallaron más de 160 kilos del material que posteriormente fue incautado.

 

En medio de la ola de robos de cables, la Policía de Córdoba desmanteló dos negocios que se dedicaban a la venta de bronce. Según precisaron, los elementos secuestrados en el lugar superaron los $800.000.

Durante este martes, los efectivos realizaron dos allanamientos en Villa Azalais y Nueva Italia, barrios ubicados en la zona noreste de la capital cordobesa.

De acuerdo a lo informado por los investigadores, los locales se dedicaban a la compraventa de metales y presuntamente no contaban con los permisos requeridos por lo que la principal hipótesis radica en que el material sería producto de hechos delictivos.

En el comercio de la primera localidad se secuestraron 13 kilos de bronce valuado en $40.300, 125 kilos de cables pelados y quemados que tendrían un valor de $765.000 y un manojo de 27 kilos de cables completos que costarían $41.250

El valor total alcanzó los $846.550, según precisaron fuentes policiales. También se llevaron del lugar una balanza que fue considerada como un elemento de interés en la causa.

El material incautado supera los 160 kilos. (Foto: Policía de Córdoba)
El material incautado supera los 160 kilos. (Foto: Policía de Córdoba)

Las autoridades informaron que en el lugar un hombre de 34 años fue acusado de ser el responsable del negocio. Sin embargo, no se encontraba en el lugar al momento del allanamiento, por lo que no fue detenido, pero sí quedó notificado.

Poco después, el comisario inspector José Ponce de León comunicó que otro allanamiento había sido realizado en el barrio Nueva Italia, en donde secuestraron hasta 300 kilos de cables. En este caso, el jefe de Policía no detalló el monto que representaba, aunque señaló que la Justicia comenzará a investigar sobre su origen, con el objetivo de vincular o descartar el hecho con el robo de cables.

“En el caso de que haya irregularidades se procede al secuestro y la aprehensión del propietario del local”, explicó Ponce de León al informar que un hombre de 53 años fue detenido por infringir el Código de Convivencia y quedó a disposición de la Justicia.

Estos procedimientos se conocieron luego de que en lo que va del año se conocieron casos graves de jóvenes que terminaron con importantes quemaduras e incluso muertos por intentar robar cables de alta tensión de la vía pública.

 

Array
Iguazu-Jungle-

SEGUINOS

error: Contenido protegido!