Descubrió que su socio le sacaba cocaína, lo secuestró y le tatuó la frase “no robes más”

“La Gringa” es intensamente buscada por la Policía Federal. Allanaron su búnker en San Miguel y secuestraron gran cantidad de droga. El hombre también denunció que le cortó un dedo y lo torturó para que le devolviera lo robado.

Un hombre que se dedicaba a la venta de droga en el sur del conurbano bonaerense denunció que su socia, apodada “La Gringa”, lo secuestró y torturó al enterarse de que le estaba robando cocaína.

La Policía Federal allanó el búnker de la acusada, donde secuestró gran cantidad de cocaína y marihuana. Hay seis detenidos. Sin embargo, según se pudo saber, la mujer huyó antes de la llegada de los efectivos y sigue prófuga.

La investigación comenzó en enero, a raíz de una denuncia de un hombre que se dedicaba al “narcomenudeo“ en la zona de San Miguel, quien decidió asociarse con una mujer apodada “La Gringa”, líder de la banda narco.

El trato se disolvió poco tiempo después, ya que el hombre comenzó a consumir las drogas que tenía que vender. “Esto hizo que mermaran sus ganancias y lo obligaba a pedir mercadería a cuenta, endeudándose con sus proveedores y haciendo que el negocio fuera inviable”, explicó una fuente del caso.

Cuando “La Gringa” se dio cuenta de que le faltaban unos 50 gramos de cocaína, comenzó a hostigar y perseguir a su socio. Todo terminó de la peor manera: la mujer lo secuestró y lo mantuvo cautivo en el búnker, donde lo torturó y le cortó el dedo meñique con una amoladora.

Finalmente, luego de permanecer tres días privado de su libertad, fue liberado en cercanías del hospital Las Heras, no sin antes hacerle un tatuaje con la frase: “No robes más”.

El hombre hizo la denuncia ante la UFI Nº 4 a cargo del fiscal Federico Soñora, quien ordenó a los detectives la investigación del caso. De esta forma, se detectaron cuatro casas en las localidades de San Miguel y Moreno, donde podrían estar escondidos los delincuentes.

Por orden del Juzgado de Garantías Nº 3 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, la jueza María Celina Ardohain dispuso los allanamientos donde detuvieron a cinco hombres y a una mujer.

En cuanto a la acusada, las mismas fuentes confirmaron que sigue prófuga y está siendo intensamente buscada por la Policía federal.

En los operativos se secuestraron más de 600 dosis de cocaína, 150 de marihuana, una pistola calibre 9 mm, otra pistola calibre 11.25 con pedido de secuestro, gran cantidad de municiones, 2 balanzas digitales, elementos punzantes, una amoladora y siete teléfonos celulares.

Las armas y el dinero secuestrado en San Miguel. (Foto: Policía federal)
Las armas y el dinero secuestrado en San Miguel. (Foto: Policía federal)

Los detenidos, junto a los elementos incautados, quedaron a disposición del magistrado interventor en la causa por “privación ilegítima de la libertad y torturas”. También por la infracción a la ley de Drogas.

Array

SEGUINOS

error: Contenido protegido!