Explorando el turismo indígena: Entre la preservación cultural y el crecimiento comunitario

Una de las preocupaciones principales de la comunidad es no comprometer su cultura y tradiciones en aras del turismo. Lidio Martínez explicó a LaVozdeCataratas, que, si bien reciben con los brazos abiertos a los visitantes, hay límites que no están dispuestos a cruzar. Por ejemplo, obligar a los niños a participar en actividades como coros para el entretenimiento de los turistas, priorizando siempre el respeto y la integridad de su forma de vida.

Iguazú (LaVozDeCataratas-Kelly Ferreyra) En un recorrido por la comunidad Yasy Porá, ubicada en las 600 hectáreas, denominada Selva Yriapú, tuvimos el privilegio de dialogar con Lidio Martínez, quien nos abrió las puertas de su hogar y compartió con nosotros la perspectiva única de su comunidad sobre el turismo indígena.

Para la comunidad Yasy Porá, el turismo indígena representa una oportunidad tanto de crecimiento económico como de preservación cultural. Lidio nos contó que, si bien es importante para su comunidad abrirse al mundo exterior y compartir su rica herencia cultural con los visitantes, también enfrentan desafíos al encontrar un equilibrio entre mantener su identidad y satisfacer las expectativas de los turistas.

Una de las preocupaciones principales de la comunidad es no comprometer su cultura y tradiciones en aras del turismo. Lidio nos explicó que, si bien reciben con los brazos abiertos a los visitantes, hay límites que no están dispuestos a cruzar. Por ejemplo,  obligar a los niños a participar en actividades como coros para el entretenimiento de los turistas, priorizando siempre el respeto y la integridad de su forma de vida.

El turismo, sin duda, ha brindado beneficios económicos a la comunidad, especialmente a través de la venta de artesanías y productos locales. Sin embargo, Lidio enfatizó que este crecimiento económico no debe venir a expensas de la esencia y la autenticidad de su cultura. La comunidad Yasy Porá está comprometida con mantener viva su herencia ancestral y no están dispuestos a sacrificar su identidad por el turismo masivo.

En el Día del Aborigen Americano, la comunidad Yasy Porá queremos sensibilizar a los visitantes sobre la importancia de conocer y aceptar a los pueblos indígenas tal como son, sin intentar imponer sus propias ideas o valores. Es un llamado a la comprensión mutua y al respeto por la diversidad cultural, reconociendo que la verdadera riqueza de un destino turístico radica en su autenticidad y en la capacidad de preservar las tradiciones y el modo de vida de sus habitantes originarios.

El turismo indígena en la comunidad Yasy Porá es un viaje de descubrimiento tanto para los visitantes como para los residentes locales. Es una oportunidad para sumergirse en una cultura rica y vibrante, y al mismo tiempo, para reflexionar sobre la importancia de preservar y respetar la diversidad cultural en un mundo cada vez más globalizado.

 

SEGUINOS

error: Contenido protegido!