Vendía un «sofá» en compra venta: cayó en mano de estafadores y le robaron más de 2 millones de pesos

Una mujer de Iguazú fue víctima de una sofisticada estafa mientras intentaba vender un sofá a través de una plataforma de compra y venta. Utilizando transferencias bancarias y préstamos no autorizados, los estafadores lograron sustraer importantes sumas de dinero de las cuentas de la víctima, quien ahora buscan justicia y la recuperación de sus fondos.

Iguazú (LaVozdeCataratas) Cuando la mujer publicó la venta del sofá en «compra venta»,  María P. mostró interés en el sofá y solicitó el número de contacto de C.R., quien lo proporcionó. Poco después, el supuesto esposo de María P. se comunicó con C.R. preguntando si aún estaba disponible el sofá y proponiendo un pago inicial de $150.000 por transferencia bancaria, con el resto en efectivo al momento de recoger el mueble.

El supuesto marido   María P. solicitó el CBU de C.R. para realizar la transferencia de los $150.000. Sin embargo, poco después informó que por error había transferido $1.500.000 y pidió que se le devolviera el excedente. C.R., confiada, accedió a devolver el dinero mediante una transferencia a la cuenta de la supuesta esposa.

Posteriormente, C.R. recibió una llamada desde un número de Buenos Aires, en la que le indicaron que recibiría un enlace a través de WhatsApp para acceder a la sección de token de seguridad de su cuenta. Siguiendo las instrucciones, C.R. realizó varias transferencias, incluyendo una de $500.000 y otra de $460.000 a Ezequiel. C.R. entregó una copia del resumen de su cuenta del Banco Macro para verificar las transacciones realizadas.

El fraude resultó en la sustracción de $190.000 de la cuenta de C.R., así como en la obtención de un préstamo de $1.755.000 a su nombre sin su autorización, el cual también fue transferido.

Otra empleada de la misma empresa, que también denunció el fraude, recibió un mensaje de WhatsApp de C.R. pidiéndole usar su cuenta para devolver el dinero excedente, ya que había vendido un sofá y le habían pagado de más. La mujer accedió y poco después recibió una llamada de Buenos Aires con instrucciones para transferir el dinero a varias cuentas. Siguiendo los pasos indicados, la empleada transfirió $2.770.405,04 de su cuenta y también contrajo un préstamo no autorizado de $2.665.000, que fue transferido sin darse cuenta.

Ambas mujeres presentaron sus denuncias y entregaron la documentación correspondiente para esclarecer los hechos y recuperar los fondos sustraídos.

SEGUINOS

error: Contenido protegido!