Día de la Gente de Mar: Eduardo Lomolino, con un bagaje de historia y supervivencia llega a Iguazú con Aquarba

Una fecha dedicada a reconocer y honrar a los hombres y mujeres que trabajan en el mar, quienes desempeñan un papel fundamental en la economía. La historia de Eduardo Lomolino es un testimonio de resistencia, valentía y compromiso con sus raíces marítimas. Su nueva inversión en Iguazú promete no solo ofrecer productos de primera calidad, sino también mantener viva la conexión con el mar y sus tradiciones, enriqueciendo la cultura y la economía local.
Iguazú (LaVozDeCataratas) Hoy, 25 de junio, se celebra el Día de la Gente de Mar, una fecha dedicada a reconocer y honrar a los hombres y mujeres que trabajan en el mar, quienes desempeñan un papel fundamental en la pesca, el comercio internacional y en la economía global. Entre ellos, se destaca la figura del empresario Eduardo Lomolino, quien proyecta una gran inversión en Iguazú para ofrecer productos del mar a los habitantes de las tres fronteras.La Tragedia y Supervivencia: Eduardo Lomolino no solo es conocido por sus emprendimientos, sino también por su impresionante historia de supervivencia. A los 17 años, fue el único sobreviviente de un incendio en el buque pesquero «Mataco», ocurrido el 4 de enero de 1979 en Puerto Madryn. En esa tragedia, murieron seis personas, incluidos cinco compañeros de camarote y un electricista que había fallecido dos horas antes.

Celebración y Reflexión: En su mensaje para conmemorar el Día de la Gente de Mar, Lomolino expresó: «HAY TRES CLASES DE PERSONAS, EL VIVO, EL MUERTO Y EL QUE NAVEGA. Es así, todo aquel que surcó los mares, es distinto, especial, una conexión energética diferente a la que se vive en tierra. Esa inmensidad pone al ser humano en su insignificante magnitud, baja su ego al punto de admirar esa inmensidad. No hay hombre de mar que se haya hecho en mar calmo, como en la vida, los temporales se corren o se capean, pero nunca se queda quieto. Feliz día a mis amigos y hermanos de MAR, son tantos que no me animo a nombrarlos, no quiero olvidarme de ninguno, mis recuerdos y mi gran cariño a los que hoy no están, sobre todo aquellos que se quedaron en ese camarote el 5 de enero de 1979 en Puerto Madryn en el Mataco, Pamperito, la Chancha Reinafe que fueron grandes Marinos, nobles y personas extraordinarias.»

Una Nueva Inversión en Iguazú

Honrando su trayectoria y conexión con el mar, Eduardo Lomolino proyecta una gran inversión en Iguazú, donde abrirá un local en Av. Las Calandrias dedicado a la venta de productos del mar. El establecimiento contará con un showroom de mariscos, vinos, una selección de productos y espacios para la elaboración y degustación. Diseñado con los colores del mar y una puesta en escena temática, el local ofrecerá una experiencia única para los visitantes.

La inauguración de este innovador espacio está prevista para mediados de julio. Lomolino espera que su local no solo proporcione productos de alta calidad, sino que también celebre y honre la esencia de la vida marina, acercando a los habitantes de la región a la riqueza y diversidad del mar.

Su nueva inversión en Iguazú promete no solo ofrecer productos de primera calidad, sino también mantener viva la conexión con el mar y sus tradiciones, enriqueciendo la cultura y la economía local.

error: Contenido protegido!