Pablo Torrilla Diel: “amaba su profesión, la Gendarmería era su pasión y a él lo mataron”

Así relató su madre Patricia Diel, madre del joven hallado muerto en Misiones en el 2018. A poco días de cumplirse tres años de la muerte del gendarme Pablo Torrilla Diel, su madre Patricia Diel, exige Justicia y afirma que su hijo no se suicidó sino que lo mataron porque sabía intimidades de la Gendarmería Nacional.

Iguazú (LaVozDeCataratas) El 28 de mayo, en Garupá, dos disparos terminaron con la vida del gendarme Pablo Torrilla Diel. Según los primeros informes, el hombre de 27 años se habría quitado la vida. A 1200 kilómetros, Patricia recibió la peor noticia. El muerto era Pablo Damián Torrilla Diel, Sub-Alférez de Gendarmería Nacional que prestaba servicios en el Escuadrón Núcleo de Posadas. “En lo personal estoy mal, cada día un poquito peor. Porque el tiempo pasa y todavía no se resuelve nada, yo se que todos los casos son iguales, la Justicia es muy lenta. Estoy desilusionada de todo”, comentó la madre del gendarme.

Oriundo de Manuel Gonner, una ciudad perteneciente al partido de La Plata, Pablo terminó sus estudios en la ciudad de las diagonales. En primera instancia, intentó estudiar Derecho pero sabía que su destino era la fuerza.  Al poco tiempo, se inscribió en la Gendarmería Nacional y allí comenzó su amor por la patria.

Como primer destino, Salta apareció en su vida. Estuvo dos años en el norte del país pero regresó a Buenos Aires para estudiar la Licenciatura en Seguridad Pública en la Escuela de Oficiales. ¿Cúal fue su tesis?… El combate al narcotráfico. 

Luego de recibirse se casó y al poco tiempo fue trasladado para trabajar en el Escuadrón 50 de la capital provincial. Una vez en Misiones, comenzó a trabajar y a combatir el narcotráfico.

Según relató Patricia, todos los datos e informaciones que hay dentro del expediente son porque los querellantes han insistido. “Si nosotros no apretamos, la Justicia no hace nada, solo nosotros presentamos cosas”, añadió.

Días atrás, según una cámara oculta realizada por Alem News, un ex informante de Gendarmería Nacional reveló que en 2017 asesinaron en la localidad misionera de Garupá  al sub alférez de la fuerza Pablo Damián Torrilla Diel porque había visto cómo sus superiores traían 25 mil kilos de marihuana para simular un operativo de detención por estupefacientes y mejorar la imagen de la entonces ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En cuanto al informante, que acusa que Patricia Burlinch estaría involucrada en operativos falsos de incautaciones de Marihuana, la madre de Diel mencionó “creo que ella tiene algo que ver, a mí la seguridad de Patricia Bullrich me encerró acá en la escuela de oficiales de la gendarmería me golpearon y tiraron en la calle. Eso quedó en la nada porque ningún testigo iba hablar a mí favor”, sostuvo. En cuanto a ese caso, Patricia Diel aclaró que hay una causa judicial al respecto.

De acuerdo al relato de Patricia, Burlinch tendría algo que ver en el episodio de su hijo. Ella argumenta que, jamás se comunicaron con ella siendo que Pablo era un hombre de la fuerza.

Pablo Torrilla Diel: “Él amaba su profesión, la Gendarmería era su pasión y a él lo mataron”, relató Patricia Diel, madre del joven hallado muerto en Misiones en el 2018

PABLO TORRILLA DIEL

Incluso, sostiene que los escuadrón 50 Posadas de Gendarmería son cómplices ya que, los compañeros de Pablo manipularon el celular de él luego de su muerte.  “Ellos manipularon la escena de los hechos. Yo pedí que peritarán la camioneta porque tengo mis dudas si lo asesinaron ahí o fue dentro de la camioneta cuando ellos se disponían a volver”, relató.

2018

El 10 de abril, Pablo Torrilla Diel estaba junto a otros compañeros a la espera de un operativo que finalmente se terminó suspendiendo. Esa misma noche, el gendarme de 27 años desobedeció a sus superiores y salió a patrullar.

Allí, según relata su madre, comenzó la pesadilla que a futuro le llevaría a su muerte. En una charla de whatsapp con un amigo –también gendarme-, Pablo envió fotografías del resultado de ese operativo solitario. En la imagen se ve un vehículo gris repleto de paquetes cerrados (ladrillos de marihuana) tanto en el baúl como en los asientos traseros.

“Esto casi me cuesta el puesto”, le dice Pablo a su amigo en ese chat. “¿Qué paso?”, contesta el receptor del mensaje. Entonces Pablo detalla en los siguientes mensajes: “350 de mari. Yo entraba a patrullar de 19 a 7. Y me ordenaron que quede en el escuadrón para seguridad de un allanamiento que iba a hacer el escuadrón de Ituzaingó. Tipo 00.30 mandaron a todos a dormir. Entonces al rato decidí salir a hacer un patrullaje. Y lo enganchamos a ese. Era carga de mi J2. Por eso nos mandó a dormir”.

Patricia confesó que, mientras ella estuvo en Posadas visitando a su hijo, él le comentó intimidades que ocurrían dentro del Escuadrón 50. “Siempre le pedían que salga del lugar que estaba trabajando o le decían que no tenían combustible para patrullar y se la pasaba en su domicilio”, contó

“Yo no sé si mi hijo sabía mucho porque estaba averiguando cosas, seguro que sí. Porque él descubrió el cargamento el 10 de abril cuando un comandante le había dicho que no salga. Él sabía mucho de procedimiento, en Salta tuvo varios procedimientos positivos. Su tesis en la carrera fue exclusivamente de narcotráfico”, recordó.

“Tengo mucha bronca”

Con lágrimas en los ojos y voz entrecortada, Patricia recuerda a su hijo como un hombre bueno, un hombre que se daba con todos. “Él era trabajador, desde muy chico trabajó. Hizo un montón de cosas, se compraba su pilcha solo, fue buen estudiante. Tenía amigos”, recordó su madre.

Tengo mucha bronca porque él no se lo merecía, creo que no es justo esto. Él dio todo por Gendarmería y ellos le dieron vuelta la cara. Él sentía pasión por su trabajo, no tenía ambición y se encontró con uno de los peores lugares”, subrayó Patricia, dolida por recordar a su hijo.

“Cada vez que regreso a Misiones es terrible, muy fuerte. Pero quiero que sepan que me la van a pagar de una o de otra manera”, se quebró Patricia.

En cuanto a si tuviera la oportunidad de hablar o tener enfrente a los jefes o a Patricia Bullrich sostuvo que le diría que “digan la verdad. Lo que hicieron no tiene nombre”.

 

 

Fuente: MisionesOnline

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
error: Contenido protegido!