Vecinos del Barrio Altos del Paraná denuncian que están «atemorizados por contrabandistas»

Son cerca de 50 familias quienes a través de un vocero, acudieron a LaVozDeCataratas para relatar el calvario que sufren debido a que las calles de su barrio son transitadas todas las noches por camiones, camionetas y motos a gran velocidad transportando productos, desde y hacia Paraguay y Brasil. "Todos ven, todos saben pero nadie denuncia, sobre todo a los empresarios, los pobres pucherean y sobreviven"

Iguazú (LaVozDeCataratas) Las fronteras abiertas no detuvieron el contrabando de comestibles como, aceites, pollo y vinos hacia Paraguay y Brasil, y el ingreso de zapatillas, ropas, electrodomésticos y electrónica hacia Argentina. «Pensamos que cuando se abría la frontera se iba a terminar pero cada vez  es peor. Por eso esperamos, pero vimos que no van a parar y por eso nos decidimos denunciar. Camiones y autos que sale a todas velocidad y motos sin luz, durante toda la noche» afirmaron vecinos de los Barrios Altos del Paraná y 25 de Mayo, lindantes a la costa del Paraná.

Además apuntaron contra los «campana»,  jóvenes principalmente que ofician de aviso de movimientos extraños o la presencia de fuerzas de seguridad: «Por las noches, no podemos salir, autos y motos sin luz, andan a toda velocidad y si le decís algo se enojan y hasta amenazan». Según comentaron, por los angostos caminos que bajan hacia el río donde se consuma el delito, «los camiones de contrabando que van y viene cargado, andan a toda velocidad. Ni si quiera podemos mandar a nuestros niños a la despensa, porque tienen miedo» relataron.

Junto a la denuncia, los vecinos enviaron fotos y videos de pequeños campamentos improvisados en medio del monte, construidos principalmente con estacas de madera cubiertas por lonas, que sirven de resguardo de la mercadería y de campamento para estibadores y paseros. En los videos y fotos se pueden ver también camiones, especialmente de transporte de carne de reconocidos frigoríficos de Iguazú. “Esta semana pasaron como 25 viajes de camiones de todos tipos ya es alevoso, corre muchas plata, sin pagar ningún impuesto”.

Las denuncias apuntan contra las fuerzas de seguridad, mencionando que «esto sucede todos los días, estamos desesperados porque esto es tierra de nadie, estamos desprotegidos y como puede ser que ninguna fuerza vea nada. La misma persona que organiza el contrabando en el barrio se burla de las fuerzas ya que tiene todo arreglado y cada vez es mas dueña de la zona.  Por eso decimos que están todos metidos» lamentaron. Además de la imposibilidad de transitar y vivir tranquilos, los vecinos también temen por sus familias y por ello pidieron resguardar su identidad.

Como lo publicó este medio en su momento, del proceso de contrabando participan muchas cabezas en Iguazú, en los distintos puntos de contacto, quienes organizan y cobran y pagan.  Cerca del 70% son estibadores el menos beneficiado, son los que bajan y suben los productos al rio no solo arriesgando su vida, cobran un mínimo para mantener a sus familias, mientras que grandes empresarios son los que se llevan todo el dinero.

Medios paraguayos compartieron la investigación de LaVozdeCataratas   y agregaron que «el movimiento es intenso en toda la extensión de la frontera entre Paraguay y Argentina, especialmente en la región del Alto Paraná». Una vez en suelo paraguayo las cargas son llevados en furgones y vehículos de paseo, hacia los centros de consumo popular.

En base a los datos se puede ver que existe una organización de contrabandistas, binacional, que está operando ante el descontrol que hay en la frontera. En el lado argentino cae más contrabando que en Paraguay. Pero la fiscalización tampoco es suficiente.

Pero los contrabandistas en el lado paraguayo tienen la protección de efectivos de la Policía Nacional quienes antes de combatir el flagelo, le dan protección. Mientras el control por parte de la UIC es muy poco y no afecta en nada a la actividad ilegal transfronteriza.

SEGUINOS

Iguazu-Jungle-
error: Contenido protegido!