Tormenta política en Paraguay: duras críticas a Mario Abdo Benítez por el ingreso del féretro de un líder guerrillero a una cárcel

El cuerpo de Osvaldo Villalba, ex cabecilla del EPP, pasó por la cárcel de mujeres donde está detenida su hermana, para que pudiera darle el último adiós

Mario Abdo Benítez fue puesto este miércoles en el ojo de la tormenta tras avalar el ingreso del féretro del recientemente abatido guerrillero Osvaldo Villalba a una cárcel de mujeres. El cuerpo del ex líder del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) fue ingresado por cinco minutos al penal donde permanece recluida su hermana Carmen -fundadora de la guerrilla- para que ésta se despidiera, antes de ser trasladado a un panteón privado en el cementerio de la Recoleta en Asunción.

Frente a este hecho, que rápidamente generó una ola de críticas hacia el Gobierno y que un grupo de congresistas calificó como una “bofetada”, Abdo Benítez procedió a la destitución del ministro de Justicia Édgar Taboada -a tan solo 12 horas de haber asumido-. En su lugar, será designado el viceministro de Política Criminal, Daniel Benitez. También fue separada de su cargo la directora de la cárcel de mujeres del Buen Pastor, Marian Vázquez.

Estas medidas fueron consideradas “insuficientes” por los congresistas. “Lo que pasó ayer (martes) no puede volver a repetirse porque los criminales no pueden marcar las pautas al Gobierno y al Estado de derecho”, declaró en este sentido la diputada Kattya González durante una sesión en la Cámara Baja.

"Los criminales no pueden marcar las pautas al Gobierno y al Estado de derecho”, sentenció la diputada Kattya González (EFE/Andrés Cristaldo) «Los criminales no pueden marcar las pautas al Gobierno y al Estado de derecho”, sentenció la diputada Kattya González (EFE/Andrés Cristaldo)

Asimismo, en representación del bloque opositor exigió “explicaciones claras, contundentes, categóricas y un pedido público de disculpas al pueblo paraguayo por parte del Presidente de la República” ante la “ofensa” ocurrida. “No basta con la destitución de algunos convidados”, subrayó González.

En línea con estos reclamos, la oposición se cuestionó las razones que llevaron a los directivos a avalar esta medida que, según la diputada, se dio a raíz de amenazas de Villalba de que se “amotinaría” y “alteraría el protocolo” y los lineamientos de la ley para este tipo de casos. El artículo 129 del Código de Ejecución Penal establece permisos especiales para reclusos en caso de muerte o enfermedad de familiares cercanos -como salidas autorizadas de los detenidos- pero no la entrada de féretros a las cárceles. Por su parte, Benítez explicó que un traslado de Villalobos implicaría un despliegue “bastante importante” de seguridad.

“No puede el Gobierno ceder a este tipo de chantaje porque, si cada uno va a amenazar con amotinarse, vamos a tener que meter la cantidad de féretros según la cantidad de penitenciarios que tengamos nosotros a nivel país”, agregó el senador Fidel Zavala, por el Partido Patria Querida (PPQ).

Carmen Villalba había amenazado con amotinarse y alterar el protocolo para conseguir el ingreso del féretroCarmen Villalba había amenazado con amotinarse y alterar el protocolo para conseguir el ingreso del féretro

En medio del revuelo generado, desde el oficialismo, el diputado Hugo Ramírez -afín a la facción liderada por Abdo Bénitez al interior del Partido Colorado- solicitó una revisión de “toda la cadena de mando” al considerar que “seguramente existirán más personas implicadas”.

“No se puede con este tipo de decisión opacar el gran trabajo que viene realizando la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC)”, rescató Ramírez y agregó que considera que el Presidente “tiene que pedir disculpas”.

El ministro del Interior Federico González también se refirió a lo ocurrido y declaró que “evidentemente fue una equivocación” y que “ya se tomaron las medidas correctivas correspondientes”, según dichos recogidos en la radio Ñandutí de Montevideo. Sobre Taboada justificó su accionar al considerar que acababa de asumir y se enfrentó a una “situación inesperada”.

Osvaldo Villalba, muerto en un combate

Osvaldo Villalba, jefe de la guerrilla del EPPOsvaldo Villalba, jefe de la guerrilla del EPP

El líder de la guerrilla del EPP murió este domingo en un enfrentamiento con la Fuerza de Tarea Conjunta de Paraguay (FTC), en lo que supuso un duro golpe al Ejército del Pueblo Paraguayo después del secuestro del ex vicepresidente paraguayo Óscar Denis, en septiembre del 2020.

El combate se dio en una zona montañosa del departamento de Amambay, al noreste del país y, según la autopsia realizada este lunes dio cuenta de una veintena de impactos de bala en el cuerpo del abatido.

Fuente Infobae

SEGUINOS

error: Contenido protegido!