Condenaron a un portero por acosar a una adolescente que vive en el edificio donde trabaja

Además, la Justicia ordenó que realice un curso sobre violencia de género y una serie de pautas de conducta.

La Justicia encontró culpable a un encargado de acosar sexualmente a una adolescente cada vez que se la cruzaba en el edificio y lo condenó a la pena de 3 días de arresto en suspenso. Además, tendrá que hacer un taller sobre violencia de género.

Todo empezó con la denuncia de la madre de la chica. Según indicó una fuente cercana a la causa a La Nación, la mujer manifestó que siempre que el hombre se cruzaba con su hija la miraba lascivamente, o se le acercaba demasiado y le hacía comentarios de índole sexual, tanto si la veía por la calle como en los espacios comunes del edificio.

Así se dio inicio a una investigación a cargo de José Sylvié, titular de la Fiscalía penal juvenil, contravencional y de faltas Nº 10, quien guiado por las pruebas y la declaración de testigos concluyó que el hecho encuadraba en la contravención de acoso sexual e intimidación, ambas agravadas por haber sido cometidas contra una persona menor de 18 años y por haberse basado en la desigualdad de género.

Otro elemento clave fue el testimonio en cámara gesell de la víctima durante el juicio. En su declaración se pudo advertir el estado de angustia y nerviosismo que atravesaba producto de la situación denunciada. Incluso, manifestó que tuvo que cambiar sus rutinas y su forma de vestirse debido al miedo que le generaba cruzarse con el imputado.

Por su parte, desde el Área de Asistencia de Niños, Niñas y Adolescentes del Ministerio Público Fiscal, que asistió a la menor durante el proceso, hicieron hincapié en el impacto en la salud física, psicológica, escolar y social de la víctima y, en la triple vulnerabilidad de la adolescente, por ser víctima, de género mujer y menor de edad.

Finalmente, el Juez Pablo Casas, del Juzgado PCyF 10, hizo lugar a los planteos de la fiscalía y condenó al hombre por la contravención de acoso sexual agravada por haber sido cometida contra una persona menor de 18 años y por haberse basado en la desigualdad de género, en un contexto de violencia de género de tipo sexual, psicológica y simbólica bajo la modalidad de violencia pública a la pena de 3 días de arresto en suspenso.

Además, el imputado deberá realizar un taller sobre violencia de género y cumplir otras pautas de conducta tales como prohibición de acercamiento y contacto con la menor y su familia, entre otras.

 

Fuente TN

error: Contenido protegido!