Tuvo su bebé en una ambulancia bajo la tormenta

En la zona Norte de la provincia, municipios como San Pedro, San Antonio, entre otros, no cuentan con el servicio de obstetricia, y son varias las mujeres que dan a luz en condiciones impropias donde enfermeros hacen milagros con escasos recursos, a fin de, preservar la vida, tanto de la madre como del niño por nacer.

Iguazú (LaVozDeCataratas) Beatriz Méndez, de 34 años, se presentó con trabajo de parto en el Centro de Atención Primaria de la Salud de Pozo Azul, donde rompió bolsa y fue trasladada al Samic de Eldorado, pero pasando el cerro 60, sobre ruta provincial 17, en medio de una tormenta, el chofer debió detener la marcha para que la valiente enfermera pueda asistir a la parturienta. La familia vive a 17 kilómetros del Centro de Salud, la mujer presentó algunos dolores, muy distintos a los previos al parto en horas del día.

Mediante el expediente trabajo de la enfermera y la colaboración del padre para realizar maniobras obstétricas, nació una niña, Kiara, que pesó 3.150 kilogramos. Para la familia, la enfermera salvó dos vidas.

En la zona Norte de la provincia, municipios como San Pedro, San Antonio, entre otros, no cuentan con el servicio de obstetricia, y son varias las mujeres que dan a luz en condiciones impropias donde enfermeros hacen milagros con escasos recursos, a fin de, preservar la vida, tanto de la madre como del niño por nacer.

“Todo fue muy rápido, a diferencia del embarazo anterior, por eso no nos dimos cuenta que teníamos que venir antes al Caps, cuando llegamos ya rompió bolsa, la enfermera nos acompañó porque dijo que iba nacer en el camino y así fue, si no fuera por la enfermera Sofía Gimenez, mi señora y mi hija hoy no estarían vivas”, indicó en diálogo con El Territorio, Juan Acevedo, padre de la niña recién nacida.

El parto presentó complicaciones y la niña fue reanimada en dos oportunidades. “Fue traumatizante y asustador, me tocó ayudar porque la bebe quedó atascada, la verdad la enfermera tiene mucha experiencia, muchas agallas. Me asusté mucho porque la bebe debió ser reanimada dos veces para poder tenerla en brazos. Ahora estamos todos bien y agradezco a Dios y a Sofía la enfermera, que Dios la bendiga mucho”, señaló Juan al brindar detalles sobre el momento del parto.

Al tiempo que solicitó mejores recursos en salud para Pozo Azul. “Tenemos muy pocos recursos, es necesario que tengamos más médicos en la sala ya que muchas veces venimos de lejos para una consulta médica y nos encontramos que ese día no hay doctor”.

Una vez que la enfermera concluyó el parto, la ambulancia siguió rumbo al Samic de Eldorado, donde madre e hija, se encuentran en buen estado de salud.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!
error: Contenido protegido!