Para Scioli, el objetivo es impulsar la producción y el empleo

"El objetivo central del Gobierno es impulsar la producción y el empleo para alcanzar el equilibrio fiscal a través del crecimiento", expresó el ministro de Desarrollo Productivo luego de mantener un encuentro con dirigentes de sindicatos del sector.

El ministro de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, aseguró este miércoles en un encuentro con dirigentes de sindicatos industriales que «el objetivo central del Gobierno es impulsar la producción y el empleo para alcanzar el equilibrio fiscal a través del crecimiento».

El funcionario formuló esos conceptos en un encuentro con dirigentes de la Confederación de Sindicatos Industriales (Csira), en la sede del gremio mecánico (Smata), en Avenida Belgrano y Perú de la ciudad de Buenos Aires, ocasión en la cual reivindicó «el objetivo de impulsar la producción y el empleo» y generar crecimiento.

En la reunión en el Smata, que lidera Ricardo Pignanelli, participaron sindicalistas de todos los gremios industriales, quienes analizaron con el ministro y exembajador en Brasil la realidad del sector y la situación político-económica y cambiaria del país.

Scioli sostuvo en un documento que es preciso defender «lo que ocurre en la economía real con los desafíos del crecimiento«, y se pronunció por «hacer escuchar la voz de la industria, porque la contracara ya se vio y vivió durante el Gobierno anterior y la sufrieron el país, los trabajadores y las empresas».

El ministro destacó también «el fuerte compromiso y la coincidencia con los sectores del trabajo en la labor que se realiza para el desarrollo de la actividad industrial», y afirmó que «es fundamental que los dirigentes sindicales aporten información y sus preocupaciones, porque el tema más importante es defender cada puesto de trabajo».

«Hay que defender cada puesto de trabajo y cada industria. La Argentina necesita producir y exportar más. Las perspectivas son extraordinarias, porque existen sectores estratégicos generadores de dólares genuinos y una gran matriz industrial que es preciso continuar movilizando. Ello constituye un pilar fundamental en el país», agregó.

También aseguró que el Gobierno está determinando prioridades para las importaciones e insumos para la producción de materias primas, e insistió en que «se está ordenando sector por sector, como en el caso de las automotrices, a partir de la generación de acuerdos con las autopartes para los vehículos que se exportan».

Scioli explicó que hay «un récord de importaciones, prácticamente el doble de las que había en el anterior gobierno, como consecuencia de la vigorosa recuperación industrial», y dijo que «en algunas semanas empezarán a declinar la necesidad de importar energía, lo que tendrá un impacto muy positivo» ante la escasez de dólares.

«Hay que defender cada puesto de trabajo y cada industria»Daniel Scioli

Por su parte, Pignanelli sostuvo que «la escasez de dólares es un tema coyuntural que será superado hacia fines de año», y puntualizó que «la única solución en la Argentina es el acuerdo entre el capital productivo y el trabajo» para sostener el empleo.

«Es preciso ese acuerdo y sostener el empleo para terminar con la desocupación«, afirmó Pignanelli, en tanto el expresidente de Toyota Plan Argentina S.A. y vicepresidente 1° de IDEA, Daniel Herrero, resaltó la importancia del diálogo entre empresarios y trabajadores y sostuvo que, a veces, «es preciso ceder para crecer», a la vez que exaltó «el consenso».

«Argentina tendrá un tiempo bueno» sobre la base de «la confianza, más trabajo mancomunado y diálogo, que es lo que permitió ser exitosos», sostuvo el empresario.

Entre otros gremios, participaron en la reunión dirigentes de la Uocra, la UOM, calzado, mineros, textiles, metalmecánicos, lecheros, sanidad, petroleros, cerveceros, químicos y petroquímicos, gráficos, ceramistas, papeleros, obreros navales, vidrio y jaboneros.

También lo hicieron curtidores, fibrocemento, fósforo, alimentación, tabaco, indumentaria, plásticos, ladrilleros, molineros y madereros, entre otras organizaciones sindicales.

El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) fue la sede elegida para que los gremialistas realizaran el quinto encuentro de secretarios generales de la Csira, que también conduce Pignanelli, al que fueron invitados Scioli y Herrero.

Cinco de los más de 25 gremios participantes solicitaron la colaboración de Desarrollo Productivo para «poner en marcha cada una de sus industrias y actividades», y hubo un amplio debate, por lo que Scioli «se comprometió a regresar al sindicato lo antes posible para entablar una charla más profunda», sostuvieron las fuentes del Smata.

Fuente Telam

error: Contenido protegido!