Denunció que un amigo la encerró en su propia casa, la abusó y filmó

Fue el pasado fin de semana en zona urbana de Oberá. El acusado fue detenido ayer poco antes del mediodía y le incautaron su teléfono celular. La víctima tiene 20 años y el sospechoso 23.

Una joven de 20 años denunció que un amigo la encerró en su propio departamento y la abusó sexualmente, y que el acusado filmó la agresión con su teléfono celular, señalaron fuentes del caso.

Una vez al tanto de los dichos de la víctima, personal de la Comisaría de la Mujer de Oberá -orden judicial mediante- procedió a detener al individuo, de 23 años, quien no opuso resistencia al arresto.

Según voceros, el hecho se registró el pasado fin de semana, cuando ambos jóvenes salieron a pasear por el centro obereño, en plan de diversión y de tratar de pasar momentos amenos.

Al parecer compartieron algunas bebidas y cuando la noche finalizaba ella decidió regresar a su domicilio, ubicado en zona urbana de Oberá, por lo que el joven la acompañó.

Se cree que sin sospechar nada extraño, ya que los unía un vínculo de amistad, la dueña de casa habría hecho pasar al muchacho. Una vez que estuvieron dentro del inmueble, y según la denunciante, sucedió algo que jamás hubiera imaginado.

El individuo encerró primero a la joven en el baño, durante varios minutos y tras lo cual la liberó, pero esta vez para agredirla sexualmente, indicaron las fuentes en base a la denuncia. Bajo amenazas de muerte, la abusó en forma reiterada y la mantuvo cautiva al parecer durante varias horas, según se desprende de los dichos de la joven ante los investigadores.

Una vez que el agresor se retiró del lugar la dueña de casa se dirigió a sede policial, donde radicó la correspondiente denuncia.

Según relató la víctima ante la guardia de la Comisaría de la Mujer, dependiente de la Unidad Regional II de Oberá, mientras era sometida por el individuo, este filmaba toda la secuencia con su teléfono celular.

Por ello y con buen tino, el juez de Instrucción 2 obereño, Horacio Alarcón, ordenó la captura del acusado y la incautación del móvil del mismo.

Fue así que ayer se allanó la vivienda del joven, sobre la calle Mar del Plata de la Capital del Monte. Fue poco antes del mediodía y estuvo a cargo de la División Investigaciones de la mencionada unidad.

El sospechoso fue arrestado en el lugar y el teléfono (un Samsung J7) será peritado, ya que es considerado evidencia clave. El caso fue caratulado en forma preventiva como “abuso sexual con acceso carnal y amenaza de muerte”, precisó una fuente.

En las próximas horas el sospechoso será trasladado a sede judicial para la audiencia indagatoria. Por otra parte, se le realizó a la joven los exámenes ginecológicos de rigor para este tipo de casos.

Fuente Primera Edición

SEGUINOS

error: Contenido protegido!